lunes, 3 de mayo de 2010

Los indispensables para comenzar


Para un buen inicio, siempre resulta necesaria una breve preparación de los utensilios o herramientas que van a ser indispensables en nuestra cocina. Yo utilizo los básicos, con los que se pueden realizar la mayoría de recetas de repostería. Ya me gustaría disponer de más, pero creo que la reducida cocina que tengo, es la que manda y su espacio es limitado, así que de momento os enseño mis artilugios.
En primer lugar necesitamos una báscula o peso para medir en gramos, ya que en España es el método tradicional en las recetas. Este que os pongo es bastante útil, pues no sólo mide de gramo en gramo, sino que además, os deja medir el envase y luego resta los gramos que le echéis al envase, junto a otras peripecias que aún no consigo dominar, pero en poquito tiempo lo habré conseguido.
Encima del peso aparece un vaso medidor de líquidos. Normalmente suelo preferir las recetas en las que los líquidos aparecen en gramos, pero por si acaso, tengo este vaso.
Otro tipo de medidores, sería el juego de tazas medidoras, que suelen usarse en la mayoría de recetas americanas. No son nuestras tazas de desayuno, pues creo que su equivalencia en gramos no es la misma, así que si os interesa podéis mirar sobre el tema en el blog de "El rincón de Bea". Yo no es que no os la recomiende, sino que, no las he encontrado por ninguna tienda...
Como siguiente y necesario utensilio de cocina, os pongo mi batidora, !qué fácil me ha sido montar claras, yemas y nata con las varillas! Pero, no sólo esto, sino que también se puede realizar masas con las otras varillas de amasado y, por supuesto, batir o triturar como toda la vida.
También os será muy útil, disponer de una lengua de silicona o cuchara de madera para ir añadiendo ingredientes, sobre todo para el caso de que no se os baje los ingredientes que hayáis montado con la batidora. Igualmente, la lengua os servirá para rebañar bien los moldes en los que cocinéis las mezclas, de forma que no os quedé ni una pizca que tirar, sino todo para que se termine de hacer y comer. Además, a falta de un tamizador, como es mi caso, se puede utilizar un colador para en aquellas recetas en las que os pongan que hay que tamizar harina, azúcar, etc,...
Por último, como indispensable serán los diferentes tipos de moldes, desde los clásicos de aluminio para magdalenas y muffins, hasta los desmontables para tartas o pies, principalmente en recetas que no necesitan horno o calor y los moldes de bizcocho: uno para que ya casi directamente salga nuestro bizcocho con forma decorada y el más clásico, también usado para puddings.
Son muchos más los utensilios que podréis encontrar en tiendas especializadas, pero creo que sin necesidad de más, estáis en condiciones de hacer postres sin igual, pues con un poco de imaginación y arte salen las mejores ideas!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails