viernes, 28 de mayo de 2010

Cookies de kikos y chocolate



Estaba yo cebando a mi novio con kikos... Todo por culpa de mis conjeturas...
Casi todos los días hago una paradita en el chino que hay al lado de mi casa; que si un día a por agua, otro por chicles, algunas veces caramelos y coca cola. Bien, pues cuando ya llevaba visitando este sitio cerca de un mes, me percaté de que el mozuelo que atendía me miraba de vez en cuando. Vamos que le pillaba yo ojeándome por los cristales de la tienda.
Claro, esas miradas furtivas se hicieron cada vez más evidentes por mi parte. Y, de repente un día, voy a pagar al mozuelo y él, después de cobrarme, me mira como si esperara que le pidiera otra cosa. Yo, un poco incómoda, con esa expresión facial tan directa y seria, le digo:
- No necesito bolsa, gracias.
Pero alarga la mano detrás del mostrador y me da una bolsa de kikos. ¿Eh? ¿y esto? ¿dónde me he perdido? Le repito:
- No que te he dicho que no necesito bolsa, gracias.
- No, esto para ti.
- Ahm... pues...¡gracias!
¡Madre mía! ¡Sospechas confirmadas! Este pobre que le he tenido que gustar yo... Normal, si vas dando las gracias y sonriendo... Así, ¿qué esperas? Bueno, no hay que ser tan negativa, por lo menos te ha regalado una bolsa de kikos.
Llego a casa y dejo la bolsa en la mesa del salón. Me encuentro a mi novio, le comentó la jugada del chino, ve los kikos y..., pis pas, ¡adiós bolsa! "Comida por no comer", ¿no? ¡Vaya rapidez chaval! Bueno, por lo menos se ve que le gustan.
Yo, como buena curiosa que soy, y porque no me queda otro chino más cerca... Volví al cabo de los días y pedí coca cola otra vez. El chino volvió a hacer el mismo procedimiento y ¡me volvió a dar otros kikos! Ummmm... Aquí hay truco me dije a mí misma, pero bueno otra bolsa y ésta me la como yo.
¡Ay ilusa de mí! Aquí quien no corre vuela y mientras yo me estaba cambiando alguien ya estaba royendo los kikos...
El tercer día que me regalaron otra bolsa, ¿cómo no?, ya salí yo mosqueadita. ¿A ver si iba a ser que a los kikos les pasa algo? Pues menos mal que yo no he probado bocado... Anda pero y ¿Carlos? ¡qué lo estoy envenenando! Bueno ¿qué digo yo?, ¡pero si se hincha él sólo! Y el caso es que no le pasa nada...
¿Qué pensáis que me comí la tercera bolsa? Efectivamente, ¡no! La dejé por casa, ahora un poco escondida en la cocina y sobrevivió, con otra y otra y otra... Vamos que no vaya a ser que se envenene nadie. Ahora, tirarlas no lo iba a hacer, ya que sólo eran figuraciones mías.
Fue el sexto día, cuando, por fin, descubrí qué ocurría. Por lo visto Coca Cola y Mr. Corn se habían puesto de acuerdo, y juntas se promocionaban. La estrategia era la siguiente: si te llevabas una botella de coca cola de 500 ml, te regalaban una bolsita de Mr. Corn.
Y nada, pues aquí me di cuenta de que soy retrasada, vaya mi cabeza traidora, manipuladora, que ni un segundo deja de ponerme en ridículo... Si me fijara un poco más, habría visto que en la puerta de las bebidas, ponía la promoción que os acabo de contar, pero como soy el despiste personalizado y la frase esa de "haber qué dan" es muy propia mía, pues ¿qué vamos a esperar de una?

El uso que le di a los kikos son estas galletas. ¡Están espectaculares! ¡Crujientes, de chocolate y con el ligero sabor a kikos, que con el salado que ya lleva hace que el sabor de la galleta coja más intensidad.
Con estas espectaculares cookies participo en el concurso de PepeKitchen con la colaboración de Caprichos de cocina.



Galletas de kikos y chocolate
Ingredientes (6 personas)
100 gr de azúcar
100 gr de harina
100 gr de chocolate con leche
40 gr de cacao en polvo sin azúcar
40 gr de mantequilla
3 cucharadas de leche (o menos para que no quede muy solida la masa)
3 cucharadas de kikos muy picados, casi como polvo (aunque yo los he dejado un poco más gordos)
1 huevo

Para rebozar las galletas:
1 cucharadita de azúcar
2 bolsas (menos lo que has quitado de antes) de kikos muy picados, como polvo

Poner papel vegetal en dos bandejas de horno. Después mezcla la harina, con el azúcar y la margarina. Funde el chocolate con leche e incorpora a lo anterior, también el chocolate en polvo y cuando esté bien unido todo agregar las tres cucharadas de kikos muy picaditos. Añade, por último, el huevo removiendo a fondo.
Cuando tengas lista la masa, déjala reposar como media hora en el frigorífico.
Ahora prepara el rebozado, coloca en un bowl pequeño el azúcar y los kikos en polvo y remueve para mezclar bien.
Para preparar las galletas coge porciones de la pasta con una cucharadita y forma bolas. Pasa las bolas por el rebozado y colócalas en las bandejas de horno, con cuidado que queden espaciadas y no se peguen entre sí (como unos 5 mm entre cada una). Introduce en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos y ¡listas! No te preocupes que salgan blanditas del horno, porque luego se endurecen bastante y quedan muy muy crujientes.

24 comentarios:

Irene Navas dijo...

Pero que salada eres, y tu pensando mal delchico..jaja, yo huebiese echo lo mismo..creeria que les pasaba algo a los kikos...soy muy desconfiada..jaja. te han quedado genial y son muy originales, de verdad,que ricas!un besito

Lore dijo...

Ayyyyyyyyyyyyyy....me partoooooo, jajajajaja....yo, igual que Carlos me los habria comido sin remordimiento ninguno!
Que curiosas las galletas......asi de pronto como que no me pega chocolate y kikos, pero oye, todo es ponerse, que a mi el dulce-salado me gusta mucho...

fresaypimienta dijo...

Que originales galletas, me encanta el contraste!!!! habrá que probarlas! Te han quedado monisimasssssss. Un beso guapa

JUANIC® dijo...

Que arte tienes! Te han quedado geniales estas cookies, muy originales.
Besos y buen finde!

MªJosé dijo...

Vaya galletas más geniales te hqan uqedado seguro qeu el saborcito está delcicioso unas galletitas de puro vicio, en que pensabas con las bolsitas de kikos jajjajajjaaa
Besitoss guapaa

Cuinera dijo...

La historia me ha encantado! por un momento pensé estar viendo una serie, me he llegado incluso a imaginar la tienda! jajaj y al chino... ajjajaj vaya imaginación la mía! las galletas muy ricas

Besitos

locasita dijo...

Jajajaja... vaya historia!!! jajajajajaja... podrías llevarle una galleta al chino, no??? aunque seguro que no te quedan... tu novio se las habrá "roído" todas!!!! jajaja
Besos!

Cavaru dijo...

¡Lo que me he reído con tu historia,bueno,nos hemos reído mi marido y yo!!
Las galletas te han quedado fantásticas y el contraste de sabores tiene que ser genial.
Buen fin de semana.
Besitos

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Que galletitas tan interesantes, me gustan los contastes. A mi seguramente me hubiese pasado igual que a ti con el chino, con lo despiste que soy y lo que me gusta imaginar. Me ha gustado tu blog, no lo conocia pero desde hoy ya te tengo fichada, una seguidora más.
Un besito muy grande

maria elena dijo...

vaya historia..ja,ja,me encantan las galletas,tengo muchas ganas de experimentar con los kikos.
bss.

CHUS dijo...

Que gracia jejej eres encantadora pero creo que me hubiera pasado lo mismo no puedo presumir yo también soy algo despistada jejej lo bueno es que te quedaron éstas maravillosas galletas. tomo nota...
muchisimos besitos

NENALINDA dijo...

Pues yo estaria toaaaaaaa mosqueada si me regala los kikos , una historia muy simpatica si seño yo como tu no me enteraria de la promocion pues ni miro los carteles ni compro coca cola jajaja.
Las galletas se ven divinaaaas , me guardo la receta en mi libreta de pendientes.
Las albondigas son muy originales seguro que esa salsina con los mejillones esta de vicio.
Bicos mil y feli finde wapa.

Macu dijo...

que ricas y que originales, me a encantado esta idea,
Besitos!!

Alanda dijo...

Muy buena combinación, te han quedado geniales.Un beso

Tatiana dijo...

Que arte!! jajajaja, lo guay seria saber que pensaba el chino.
Las galletas super originales, muy buena combinacion.
Con repecto a lo del buttermilk, pues si te digo la verdad nose muy bien porque yo como no tenía use la leche con el chorrito de limon, que tienes que dejar reposar unos mminutos, lo que hace que la leche se corte, yo no lo deje tanto tiempo, por lo que he leido por ay el buttermilk es como una leche un poco acida. La verdad que el bizcocho esta muy rico queda muy espomjoso, se puede comer sin rellenar por que esta buenisimo.
Besos

Espe dijo...

gracias por visitarme y por seguirme....voy a seguir fisgando en tu cocina mientras me como una galletica..pero solo una que luego hay lamentaciones

Amanda dijo...

Super ricas las cookies.
Besitos.

Empar dijo...

¡Hola Gema!
Desde luego bien cierto es que la mente y el despiste suelen jugar malas pasadas y provocar ciertas situaciones de puro.
Lo que me he reido leyendote. Je jeje.
De todos modos no hay mal que por bien no venga, porque las galletas son originales del todo. Y con lo que me gustan los kikos no creo que tarde mucho en prepararlas.
Gracias por pasar por mi cocina y yo voy a hacer lo mismo con la tuya, voy a seguir paseándome por ella.
Un beso.

silvia dijo...

Te salen perféctas las galletas,tienes un bog precioso...eres muy amable conmigo y no veas lo que agradezco tus lindas palabras.
Mil gracias Gema.

Un beso hija y feliz domingo ;))!!!

leticia dijo...

hola, he llegado por casualidad hasta tu blog y... me alegro! porque según leía tu entrada me estaba echando unas risillas. Qué gracia. Por cierto las galletas un exito seguro, también yo frecuento la mezcla de quicos con chocolate pues ambos ingredientes son debilidad en casa asi que estas galletas PROMETEN!
Gracias y un saludo,

Su dijo...

Jo, qué bueno y qué curioso...

anta dijo...

Qué buena la historia y las galletas. Por cierto, menos mal que tienes novio y no le dijiste nada al chino. ¿Qué cara habría puesto, el pobre?
besos.
Esperanza.

Jose dijo...

Qué peshá de reí me pegao con la historia de los kikos. Me duele hasta la barriga. Vale, que aunque me duela la barriga de reirme, no voy a dejar de comer esas galletas de kikos. Mano a mano con tu novio.

Besos.

wada dijo...

Ayyyy que me parto con tu historia del chino y los kikos, a mí me habría pasado lo mismo seguro, yo en mis mundos de yupi jeje... las galletas tienen que estar requetebuenas ;)
Bss!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails