martes, 29 de junio de 2010

Tarta Saint-Honoré de melón con aire andaluz




Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de junio nos invita a preparar todo un clásico de la repostería francesa, el Pastel Saint Honoré.

Esta tarta para mi "abuelito, dimetu". Y os cuento...


Yo soy la oveja negra de la familia... Espera, que escrito así, resulta un tanto excesivo. Más bien, soy la única de letras, mientras que el resto se mueve en el mundo sanitario. Mi madre, auxiliar de enfermería, mi padre, en una empresa farmacéutica, mi hermana, estudiante de enfermería y....
-“¿Gema tú que quieres estudiar? “
- Papá, yo periodismo.
- Pero, Gema... Como tú eres puedes hacer lo que quieras.
- Papá a mí me gusta periodismo.

Burra de culo, ya os lo he dicho... Total, que llegar a mi casa para mí últimamente se ha convertido en un suplicio.
- Gema ¿y no me dejas que te saque sangre?
- ¡No!
- Andaa, con lo chulo que está... Mira se mete esto, en la vena y...
- ¡Pufff! Rocío o te cayas o yo sí que te voy a meter a ti.
Mira que soy aprehensiva, que sólo de pensarlo me entran unos sudores. Claro, como todo el mundo sabe a lo que se dedican mi familia, la gente por la calle le cuenta sus padencias: “Sí, el otro día me operaron de... y al principio no iba mal, pero hubo complicaciones y tuvieron que cortar de aquí y sacar de allí y venga a salir sangre”. La mujer culpa ninguna tuvo de lo que vino después, pero a medida que iba contado su historia, yo iba palideciendo, me subía un malestar por el estómago y la visión ya no era nublada, sino más oscura que el negrito del colacao.
Y allí que me véis a mí, una simple visita a General Óptica se convirtió en una sesión de reanimación en pleno centro.
- ¡Gema! ¡Gema!
Mi padre zarandeándome, la dependienta trayendo agua y la mujer de los dolores gritando: “¡Ay por dios, por dios!” Faltó la ambulancia, que si no llega a ser porque desperté al momento, hubiera llegado ipso facto, porque el otro dependiente, efectivo al máximo, llamó antes incluso que me cayera, por si me quedaba en el sitio. ¡Señores soy una exagerada aprehensiva con mis bajadas de tensión!

Desde ese momento, en casa intentan cortarse un poco, hasta ayer. Llegué a Jaén en tren y mi padre no estaba disponible, desaparecido en combate. Total que decidí facilitarle mi búsqueda y para una parada de autobús bastante visible, que tiré. En la espera, diviso a lo lejos el coche de mi madre y me pongo a saludar para que me fiche quien venga dentro. Como parece no captar mi presencia, me puse a hacer aspavientos y pegar saltos, que parecía una animadora. Tanto debí llamar la atención, que un coche que venía de camino le debió gustar mi numerito y me insinúo: ¡Qué alegría llegar a Jaén y encontrarte estos espectáculos! Mi madre no alcanzó a verme, pero gracias a los cielos que iba mi hermana con ella y, por lo que me ha contado, fue ella quién confirmo a mi querida progenitora que “esa” era su hija mayor. Las risas que se están echando a mi costa aún...

En mi casa, los nervios propios de una operación, porque no os he contado, pero esta mañana han operado a mi abuelo, nada muy grave, y entre comillas todo, de una prótesis en la rodilla. Pero te cuentan un poco de que va la historia... Mi hermana, emocionada porque, a lo mejor, entraba en la operación:
- Entonces le cogen el serrucho y... ¡Puufff! Venga a salir sangre y huele bien, bien, bien...
Total, yo cenando y mi cuerpo empieza por momentos a encogerse, mi cara se torna blanquecina y la piel de gallina entera. Miro a mi madre, suplicándole consuelo, pero me he equivocado de persona, ella asiente a mi hermana con los ojos en órbita lunar, le están dando una clase magistral. Y mi hermana sigue.
- ¡Yaaa! ¿Nooo? Hombre, hombre... Así luego, normal, normal y acostúmbrate, que es lo normal...Pues ¡nooo! Luego, pasa, pasaaa...
Risas y risas. Se callan. Comen y mi hermana empieza por tercera vez. Como las conozco y sé que la batalla la tengo perdida mejor una retirada a tiempo, antes de que mi imaginación me la juegue.

Hoy, la operación. Menudo día, ¡desde las 8 am! Nervios, pues sí, imposibles no tenerlos en una operación. Ahora, curiosa la actuación de mi familia.
Mi tío también pertenece a otra empresa farmacéutica y todos allí en su salsa, hablando con médicos, anestesistas, enfermeros, todos amigos, conocidos. Yo, la extranjera, palabrejos técnicos, y mi parabólica en tres sitios. Nada, déjalo Gema, retirada rápida otra vez. Doy una vuelta en ese campo tan poco conocido para mí y el sitio de trabajo de mi familia.
Vuelvo a la batalla y... Como no, mi hermana ha conseguido el “primer favor”: entra en la operación; mi madre vestida de verde el “segundo favor”, puede entrar y salir de la operación cuando quiera; y mi tío recibe la información privilegiada de la operación casi al minuto... ¡Yo lo flipo! ¿Pero en qué momento me perdí que vivía entre la familia de El Padrino?
La operación salió bien, alguna dificultad, pero lo importante: evoluciona adecuadamente. Mi madre consiguió otro favorcillo, que mi abuela entrara en la unidad de reanimación, darle un beso y salir rápido, nada más. ¡Qué contenta se ha puesto! Ya los nervios parecían que se habían apaciguado... Después ella, consiguió su favorcillo... En el camino de ver a mi abuelo, se las ingenió para encontrar el médico de la operación:
-¡Ayy, muchas gracias! ¡Que al final ha salido todo bien!
¡Mmmuuaa! ¡Mmuuaa! ¡Toma! Ahí, lleva el hombre, dos besos como dos tesoros.

Mi abuelo, encantado con tanto favor. Es un señor santo, la bondad personificada, paciente, desprendido, nada para él nunca, siempre me está comprando tarros de pimientos y tomate para que me suba a Madrid o de lo mejorcito que pillé por ahí. Pequeñas cosas, pero eso, que nada me falte mientras él esté. Me quiere como mi padre y como nadie me va a querer. Mi hermana, que sí que entró en la operación, nada más salir me ha dicho: “Hija, no veas, que no ha parado de hablar de ti en todo el rato que le estaban operando”.

Y bueno ahora me adentro en una nueva propuesta del Círculo wholekitchen. Ahora, la propuesta dulce la famosa Tarta Saint- Honoré. Yo la he adaptado un poco con una crema de melón deliciosa y con un poco de colorante alimentario en la nata para darle un toquecito diferente.


Tarta Saint-Honoré de melón con aire andaluz (6 personas)
La tarta se compone de las siguientes partes:
Pasta de Hojaldre
Pasta choux
Crema de melón
Caramelo
Nata

PASOS:

Primeramente, se prepara la crema, que yo la hice de un día para otro, para no tener que preocuparme.
Para la Crema de melón vamos a necesitar
- 1 huevo (mediano)
- 1 yema de huevo y media (medianos)
- 185 gr de melón
- 50 gr de azúcar
- 25 gr maizena
- 1/2 cucharadita de canela
Pela el melón y bátelo con la batidora. En un cazo pon éste y añade el azúcar, la maicena y los huevos con las yemas. Se mezcla bien y se remueve ágilmente y sin parar, a medida que se calienta a fuego lento hasta que espese la crema. Dejamos en la nevera bien tapada hasta usar.

En segundo, lugar hacemos la Masa de los profiteroles y la base de Pasta choux, la cual es la la receta de Webos fritos)
- 130 gr de agua
- 120 gr de leche
- 100 gr de mantequilla
- 1 pellizco de sal
- 5 gr de azúcar
- 160 gr de harina de repostería
- 4 huevos medianos

Mezcla la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar en una cacerola a fuego lento, hasta que hierva. A continuación se echa la harina y se bate con una cuchara de madera hasta que quedo todo integrado sin grumos. En ese instante se vuelve a poner la cacerola a fuego medio y se remueva 1 minuto para secar la masa. Añade los huevos uno a uno, batiendo con la cuchara durante más o menos 10 minutos o hasta que tengamos una masa firme, brillante y con una consistencia elástica. La pincelamos con un poco de huevo batido, para que no forme costra.

Ahora se prepara el hojaldre. Yo compré una plancha ya hecha y la usé tal cual te indica en el paquete. Enhariné mi encimera y con un plato mediano recorté la masa. Se pincha en diez lugares la masa para que no suba y la colocamos encima de papel vegetal de....

(Gooooooooooool!!!!!! España contra Portugal. ¡Villaaa! Sorry, pero este inciso, era preciso...)

Refrigeramos durante 20 minutos. Precalentamos el horno a 200ºC.

En este instante que tenemos el hojaldre listo. Hacemos la preparación del pastel para lo que seguí casi los mismos pasos del Círculo Whole Kitchen, por lo que os lo transcribo con algunos cambios:
Cogemos nuestra pasta choux e introducimos algo menos de dos tercios de la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa de aproximadamente 1 cm y comenzamos a depositar nuestra masa sobre el hojaldre en forma de espiral, desde el centro de la base y trabajando hacia fuera y terminando a 1 cm. del borde de la masa para dejar un margen.
Con un pincel de repostería, doramos los bordes del fondo de la masa con la mezcla de huevo, leche y sal.
Introducimos nuestra preparación en el horno y lo dejamos cocer durante 35 minutos a 180º. Una vez cocida la deslizamos sobre una rejilla con la ayuda de una espátula.

Para los buñuelos, introduzca el resto de la pasta choux en una manga pastelera con una boquilla lisa de unos 5 mm y formamos unos 17 buñuelos de 2 cm de diámetro encima de una bandeja de horno sobre papel de hornear o una plancha de silicona.
Pincelamos cada buñuelo con huevo, un poco de leche y un poco de sal. Presionamos la parte de arriba con el dorso de un tenedor y horneamos durante 20 minutos. Pasado el tiempo, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando ya estén fríos les hacemos un pequeño agujero en la base de cada buñuelo.

Ahora procederemos a caramelizar cada buñuelo.
Caramelo
50 ml de agua
200 gr. de azúcar
En un cazo pequeño de fondo grueso, ponemos el agua y el azúcar y llevamos a ebullición a fuego lento, espumando y limpiando de vez en cuando el borde interior del cazo con un pincel sumergido en agua fría. Cuando la temperatura alcance los 160ºC, baje el fuego y cueza hasta obtener un caramelo de color ámbar claro.

A mí como no me gusta mucho, puse sólo para pegar los buñuelos como se verá a continuación y encima de cada buñuelo coloqué miel de caña.
Una vez que el caramelo se ha enfriado, rellenaremos los buñuelos con la crema a través de una manga pastelera con una boquilla lisa de unos 5 mm y lo colocamos alrededor del borde de la corona de pasta choux, fijándolos entre sí con un poco de caramelo caliente.

Cubrimos el fondo de la tarta con una capa de crema y con el resto la introduciremos en una manga con boquilla para Saint-Honoré (o cualquier otra que os guste) y disponemos la mezcla formando tiras.

Montamos 200 ml de nata con 3 cucharadas de azúcar lustre o en polvo (o la cantidad que os guste). Cogemos la mitad de la nata y añadimos colorante verde. Se rellena dos mangas pasteleras con la mezcla de nata blanca una y la otra con nata verde y se presionan montoncitos encima de la crema pastelera.

Reservamos el pastel en el frigorífico durante 1 hora antes de servir. ¡Listo!

50 comentarios:

Visc a la Cuina dijo...

La tarta, de lujo total! Y yo también soy de ésas que les baja la tensión cuando empiezan a hablar de estos temas...no lo soporto!

Cavaru dijo...

¡Te ha quedado genial!
Me alegra que la operación de tu abuelo haya salido bien y espero que se recupere bien y pronto.
Un besazo

Curra dijo...

Me estaba poniendo también fatal leyendo estas cosas... me alegro que haya salido bien la operación del abuelo.
La tarta la mas bonita... ese toque andaluz de lo más.
Un abrazo

Cuinera dijo...

Gema! jeje aquí otra hipocondríaca! te estaba leyendo y hasta el aire me faltaba! y es que soy una exagera que ni pa que... pero ha terminado bien la historia y eso me alegra mucho! un saludito al abuelo.

Por cierto una tarta muy chulí, me gusta mucho la combinación que has hecho y la crema de melón... mmm tiene que estar exquisita!

Un besito

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Monisima y muy andaluza esta Saint-Honoré. Muchos mimos ahora para el yayo y que se recupere rapidamente.
Un beset

Empar dijo...

Leyendote hace gracia, pero supongo que si que lo debiste pasal mal. Me alegro de que todo haya resultado bien.
La tarta es original del todo!!
Me encanta esa variedad de crema de melón que le has puesto.

Un beso.

Donibaneko dijo...

Te ha quedado de vicio!l!, la verdad que a cual mas chula y esta me gusta por ese toque colorista que le diste... muy diferente-
Me alegra que la operación de tu abuelo saliera bien, espero que se recupere pronto.
Un besaito niña!!!

Dolorss dijo...

Menuda familia tienes, plantéatelo así...las ovejas negras son ellos!!!!
La tarta si que me hará bajar la tensión de lo maravillosa y fina que te ha quedado.
Con tu permiso me pasearé un poco por tu cocina.

Besos

Cris dijo...

Muy linda historia, para sonreir y emocionar. Y la receta, una tarta para agasajar a mi familia de golosos. Un saludo cariñoso y pronta recuperación de tu abuelo.

La Cucina del Topino dijo...

què historia!! y la torta te quedò muy mona!! besos guapa!

Jose dijo...

Bueno, yo la sangre ni con tomate.

A la tarta franchute esa no le haría yo ascos, fíjate tú.

Un besito.

Carmen (Dulces bocados) dijo...

Primero desear que tu abuelo se recupere muy prontito.
Yo también soy de esas que se ponen blanca, pero cuando veo mi sangre en sitios "inadecuados", noto como se me va el color de la cara, como empiezo a sudar y tengo que sentarme sino caigo redonda y por cierto, mi compi también está en el tema de medicamentos, a lo mejor es para fastidiar, tu que eres un "poquito" aprehensiva aquí, ale !!!
Bueno, me ha encantado la crema de melón, que sepas que ya la he guardado para probar. La tarta te ha quedado genial, me ha gustado que sea tan andaluza.
Besitos

MªJosé dijo...

Espero qeu tú abuelo se recupere pronto, y a mi me pasa igual con lo de la sangre ni un pinchaacito ni na de na las agujas fuera de mi vista jajajjaja que me pongo mala y me mareo.
Esta trta te ha quedado muy bonita y qeu rica con la cremita de melon todo un acierto.
besoss guapaaaaaa

Claudia dijo...

Lo primero, espero que tu abuelo se recupere pronto.
Lo segundo decirte que el Saint-Honoré te ha quedado fenomenal, tiene una pinta buenísima.
Por último no tengo tu email para responderte pero lamentablemente no ha habido suficiente gente apuntada al concurso por lo que no se puede realizar, teníamos un mínimo de 10 y contigo serían 6, de todos modos envíame la receta porque las publicaré igual. Hoy pondré una entrada en mi blog.
Muchas gracias.
Un beso.
Claudia

natalia dijo...

hola!
Me alegro de que la operación haya salido bien!

La tarta preciosa, con crema de melón tiene que estar muy buena, refrescante para estos calores!

Me ha hecho mucha gracia lo del gol de Villa, porque mientras yo redactaba mi entrada pensé en poner algo, pero como la verdad es que no soy nada futbolera al final pasé! jiji! Hubiese sido curioso que las dos lo pusiésemos!

Un saludo, me quedo a fisgar un rato!
Natalia

Quo dijo...

Así que de letras y periodista????? jajaja ya somos dos!!! en mi casa me madre decía "hija, estas segura de que te gusta periodismo???" y yo burra y cabezona "que sí, mamá".... total ahora trabajo 12 horas díarias jajajaja...
Me alegro que la operación haya salido bien y esa tarta te ha quedado espectacular, lo de los colores es un puntazo!!!
Besitos

Beatriz dijo...

Genial por tu abuelo y genial por esa tarta con color andaluz ;)

Suerte en el concurso del círculo

Besos

Carol dijo...

Te ha quedado muy mono el pastel así verdecito, muy original si señora!!

Un besito!

Fimère dijo...

il est parfait et très tentant en plus j'aime beaucoup le goût du melon
bravo pour cette réalisation
bonne journée

Ranger dijo...

Sigo sin poder ponerme de seguidora, no sé porqué, aunque he dado de alta la suscripción a tu blog desde Google Reader, así al menos no me perderé nada. La tarta te ha salido preciosa, la ví ayer y me pareció muy original tanto por el colorido como por el sabor a melón, pero hasta hoy no me he dado cuenta de porqué era con aire andaluz, el verde y el blanco! que despiste tengo...
Besitos y a ver si tenemos suerte en el sorteo!

Sara dijo...

No tenía muy claro si ya había venido a verte, despúes de leer lo de tu abuelo ya se que no. La tarta fantástica, como todo lo que haces nena, y lo de tu abu pues que me alegro enormemente, son la leche las abuelitas, a que si?

Macu dijo...

me alegro que haya ido bien la operacion de tu abuelito, ahora solo falta que se recupere igual de bien y pronto este en casa. La tarta te a quedado de maravilla, tiene que estar riquisima con la cremita de melon!
Saludos!!!

Gloria dijo...

Artista, que eres una artista !!!
Me alegro que el abuelo esté bien.

antonia dijo...

qué original! acabo de ver la fotode tu pastel en whole kitchen y no he tenido más remedio que venir a darte la enhorabuena!!
besos

Mer dijo...

Hola guapa!!! Espero que tu abuelo se esté recuperando bien.
Me encanta cómo te ha quedado la tarta!!! Es toda una tarta "Zan Honoré" (léase con acento andaluz y todo el salero del mundo).
Besitos.

Goyi dijo...

Muy original esta Saint-Honoré, pero que muy original...
Saludos al yayo y que se mejore muy rápido...
Besitos

Sonia - L'Exquisit dijo...

Me gusta la crema de melon en la tarta y de color, estupenda...

Que se mejore tu abuelo!

Un abrazo,

Caldebarcos dijo...

Me ha encantado tu versión. Eres la caña niña.
Te copio la crema de melón.
Biquiños

pepa cooks dijo...

Me encanta tu propuesta y muy original, intercambio un cachito de la mia por una de la tuya, besitos, pepa.

Olga dijo...

Chica, te pasa cada cosa, que podrías escribir un libro.
Me alegro que lo de tu abuelo haya salido bien.
Y hablemos de esa tarta, qué original la presentación y con ese toque de color queda preciosa. Y su sabor no me lo quiero ni imaginar...
Un saludillo
Olga

maria elena dijo...

que delicia y que presencia!!bss.

NENALINDA dijo...

Ains xiquilla lo que me rio con tus post ,fijate que horas son y yo aqui enganxa me lo leooo to y toooooo.
Me alegro de que la operacion de tu abuelo haya salido bien.
La tarta espectacular ,esa crema de melon me ha llenado de curiosida de sabe como sabe ,asi que vas a ser curpable de que no me de puesto a dieta jis..jis.
El gazpaxo de tu casa divinooooooooo.
Enga me voy que es mu mu tarde y como siga escribiendo el comentario va a parecer otro post.
Bicos mil wapa.

capisi dijo...

que maravilla de pastel, un beso grande.

*Eva* dijo...

te ha quedado una tarta super original!

locasita dijo...

Um! qué original la tarta!
Respecto a tu historia, yo normalmente me evado, y no me entran ascos cuando la gente habla de esas cosas, ahora sí, si hablan de vómitos etc. sí que me pongo malísima de asco! jajajaja
Espero que tu abuelo se recupere muy bien de la operación, ya nos mantendrás informados.

Besos!!!

BAG dijo...

Hola ¡Buenos días!¡Deliciosa receta!

Somos el equipo de la Sirena, estamos realizando un concurso de vídeo recetas y nos encantaría tu participación ¡El premio para el mejor son 300 euros! Te dejamos el link por si te animas:

http://blog.lasirena.es

¡Muchas gracias! :)

SUSANNA dijo...

HOLA GEMA, GUAPA TU

RICO, RICO Y MUY ORIGINAL,...

BUENO ESTO NO ES NINGUNA NOVEDAD...PORQUÉ TU ERES UNICA...NI SE TE OCURRA CAMBIAR...

MIL PETONETS SUSANNA

Mariant dijo...

Que pinta!!me llevo un trocito...jeje
Besos.

Kako dijo...

Es la primera tarta que veo diferente. Me encanta esa crema de melón, es que es una fruta riquísima.
Tu abuelo estará bien, no te preocupes, te mando un beso.

Marisa dijo...

jajaja eres la pera con tus historias guapa,en fin lo principal que todo halla salido bien. Del pastel que decirte estupendo, y el toque formidable, besitos.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Me gusta mucho la tarta pero todavia me gusta mucho la historia que nos has contado, como se nota que sois una familia bien avenida!!! y para tu abuelo un beso (de oveja negra para el nada de nada eh) un besazo

leticia dijo...

Qué buena pinta, original y muy llamativa.Seguro que está buenísima!!

wada dijo...

Uauuuhhh menudo trabajazo no??? pero el resultado bien vale la pena porque menuda pinta tiene chiquilla, y seguro que estaba buenísima eh..
un besito!

Silvia dijo...

Todo un regalazo para la vista y para el paladar. Me quito el sombrero ante semejante maravilla de dulce ¡¡¡OLE!!!

Besos.

fresaypimienta dijo...

Excelente y original tarta, con ese toque del melón!!!! una presentación fantástica! buen fin de semana, un beso

Nati dijo...

Se ve bien rico, me estais dando envidia jajaja. Un besazo.

JUANIC® dijo...

Con solo oir tu relato de sangre y operaciones se me pone el cuerpo distinto... Espero que tu abuelo se recupere bien y pronto.
Muy original y vistosa tu tarta. Y las fotos de 10!
Besitos y buen finde!!

silvia dijo...

AAAARRIIIBAAAA el ABuelo!!!!Pero que mono!!Pronta recuperación y aprovechate de tenerlo,porque cuando falte,es ley de vida,lo echarás toda tu vida de menos,yo sigo queriendo tanto a mis abuelos....Te felicito,una versión divina y muy "tuya"Gema,de verdad te felicito.

Un besote y feliz finde a tooodos!!!

vamosalculete dijo...

¡Niña! te ha quedado estupenda. ¿Te uedes creer que es la segunda "San honoré" qué veo hoy? ¿te puedes creer que tengo 101 recetas de ésta tarta? ¿te peudes creer que me encanta? ¿te puedes creer que fue el postre de mi boda?...¿te puedes creer que aún no la he hecho?...jajaja...

Esto tiene que ser una señal, precisamente este mes hago 9 años de casada, así que tengo que decidirmee por una de mis 102 recetas (contando la tuya) y prepararla sin falta para el día 27.

Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

Ajonjoli dijo...

haaaalaaaaaa!!!!!!!!!!!!!
qué bonita te quedó. Espero que tu abuelo se haya recuperado estupendamente.

Un beso.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails