viernes, 18 de junio de 2010

Croquetas de compota de manzana con jamón



Me nombras las croquetas y aún me viene a la memoria el olor de las de mi abuela. Ya os he contado que era un dolor a la hora de comer, que mi familia me ha sufrido hasta la adolescencia, pues ellos no se quedaron cortos a la hora de fustigarme. Mi abuela, educada a la antigua usanza, hizo que el cocido me entrara contra toda previsión posible. Lo de si no te lo comes ahora, te lo comes de merienda y si no por la noche... No, no, no. Empleaba la sutileza, la maña, su destreza nata, junto a su natural disposición por no desperdiciar las comidas. Me explico.

Mi madre, una supuesta líder de la mujer emancipada y moderna, trabaja fuera de casa sus horas correspondientes y dentro, las que le restan, pues es una mujer "tooterrena", claro está, siempre con la ayuda de su madre. Así, algunas semanas mi abuela decidía que había llegado la hora de deleitarnos con sus guisos tradicionales españoles y le dejaba a mi madre la comida preparada. Las reacciones en la familia se diversificaban. Sin duda, la que más me alucinaba era mi hermana. Ella lo flipaba, de tanta emoción comenzaba a sudar, se le subían los colores y ¡alaaa! ¡ya estaba otra vez con los cristales de las gafas empañados! Venga con los dedillos como si fueran los limpiaparabrisas de un coche... A mí, vosotros imaginaréis la gracia que me hacia el asunto. La comida no me gustaba, pero encima las legumbres...¡vaya maldición maldita!

A la mañana siguiente a la vuelta del colegio mi destino ya había sido echado. Mi madre mandil en mano, nos hacía el paseíllo hasta la cocina y yo por el olor de la entrada deducía que mis esperanzas podían irse a la porra, por decirlo finamente.

Primero meneo del cocido. Me llega el olor por mucho que me aparte. Miro a mi hermana y ya se le han empañado las gafas... ¡La tía ya lleva tres cucharadas! ¿Y no se quema?
- ¡Mamá a Rocío la vamos a tener que llevar otra vez al hospital, porque esta vez se va a quemar la lengua!
- Tú calla y come, que eso ya está frío.

Segundo meneo del cocido. Primer intento de coger una cucharada. Busco coger patata y tocino. Me llega el olor del cocido, desisto. Miro a mi hermana que ha soltado la cuchara; dedillos de limpiaparabrisas; vuelve a coger la cuchara y sexta cucharada, es decir, medio plato. Ella ni mú, trabajo de chinos el suyo.
- Mamá hay una avispa...
- ¿Dónde?
- ¡Ay, ay! Aahhhhh, ¡al lado de la tele!

Despiste de mi madre, se levanta a la televisión. Miro a mi hermana. Asiente y una cucharada, dos, tres, cuatro a su plato... Mi madre se da la vuelta, y nada la operación ya está más que realizada. Se sienta y yo sigo con mis meneos. (Por supuesto, qué decir que lo de la avispa era pura invención...).

Media hora después, alguna que otra cucharada me he metido y mi plato ha bajado considerablemente, o mejor dicho, descaradamente. Mi madre, en plan generoso y porque si no, no llego a coger el autobús del colegio, me mete un plátano a trompicones en la boca y se despide de nosotras.

Yo salgo triunfante pensando que la batalla al cocido la he ganado, pero mi abuela en la otra esquina de Jaén, sabe lo que he hecho... O eso pensé yo a la vuelta del colegio, cuando la vi sentada en la cocina. Me acerqué para darle dos besos cuando la ví trajinando algo.
- ¿Abuelita qué haces?
- Croquetas de cocido para que cenéis esta noche y así mamá tenga para otros días y no tenga que cocinar.

¡Toma ahí llevas 'pal' pelo guapa! Mi careto tuvo que ser descomunal porque mi abuela, como son las abuelas, empezó a disimular con lo de siempre:
- ¡Pero con lo que os gustan a las dos las croquetas y el cocido! y ¡Lo rico que está! Anda vas a quejarte ahora...
Y miro a mi hermana y la veo asintiendo con una sonrisilla. Esta niña no tiene solución ninguna, pero ninguna, ¿a quién habrá salido?

Total, que al final, termina haciendo croquetas toda la tarde. Está entretenida la mujer. Saca el jamón y de bechamel con jamón también, que luego las congela mi madre y mira tú qué bien que así tiene para un regimiento y sí éstas sí que le gustan a Gema.

Con esto de aprovechar todo mi señora abuela consiguió que me encante el cocido y cuanto más condimento tenga mejor. También las croquetas, pero sobre todo siguen gustándome las de jamón. La receta que os pongo es un experimento de las croquetas de jamón que en casa gustaron mucho y son unas "croquetas de compota de manzana con jamón" con sabor ciertamente dulce.

Croquetas de compota de manzana con jamón

Ingredientes

Para la compota de manzana
3 manzanas medianas
Agua (como medio vaso)
2 cucharadas de azúcar

Para las croquetas
Compota de manzana
2 patatas cocidas
1 vaso de pan rallado
1 chorreón de leche
4 cucharadas de jamón cortado en trozos
2 huevos
Sal y pimienta

Primero preparamos la compota. Para ello, pelamos las manzanas, las descorazonamos y cortamos en dados. Se ponen en un cazo junto con el agua y el azúcar y se deja cocer a fuego lento hasta obtener la compota.
Mientras cocemos las patatas y cuando tengamos las dos cosas las mezclamos haciendo un puré con ambas. Cuando lo tengamos vamos añadiendo el resto de ingredientes, los huevos, la leche, el jamón, la sal y pimienta. Al final el pan rallado y todo esto sin para de remover para conseguir que la pasta se integre bien.
Cuando hemos terminado formamos las croquetas y las dejamos un rato reposar en el frigorífico. Finalmente se hacen en la freidora o en una sartén con aceite muy caliente para que no se rompan. ¡A comer!

52 comentarios:

Gloria dijo...

Gitanilla, espero que te decidas a escribir cuentos, que tienes un don y una facilidad extraordinarias jeje.
Me encantan tus historias!!!
Esas croquetillas, habrá que probarlas que tienen una mezcla de sabores muy interesantes.
Un beso.

Carmen (Dulces bocados) dijo...

Niña, pero que bien me lo paso leyendo tus historias, lo explicas tan bien y tan divertido que el drama que conlleva se ve disimulado.
En casa yo era como tu hermana y mi hermano como tú, también tengo esos recuerdos....
Me gustan estas croquetas, la mezcla de dulce y salado me encanta así que ya te digo que estas caen.
Un besazo guapetona!!!

silvia dijo...

Suerte que te he puesto a mi vera,que así te tengo controlada y no te pierdo de vista...vamos como hacían mientras comías el cocido ...jejejje me haces reír.,pero entiendo que en aquellos años haya sido una tortura...con respecto a las croquetas te diré como el anuncio...Jóvenes pero suficientemente prepatada....vaya con tu receta,es innovadora,mezclada con un sabor tradicional...muy bien.Me gusta.

Un besazoooo

Macu dijo...

que croquetas mas ricas, tienen que estar bien buenas con el toque dulzon.
Saludos y buen finde!

Hilmar dijo...

Siempre es tan agradable leer tus anécdotas. Con qué gusto me comería unas cuantas croquetas, esa combinación de fruta con salado es muy original y simplemente riquísima.
un abracito y feliz fin de semana,

La Cucina del Topino dijo...

Gema qué bueno que tu abuela logró que comieras asi nos dejas esta receta! se ve muy rico, te tienen que haber quedado de miedo!
Besos

Cavaru dijo...

Esas croquetas tienen que estar para empezar a comer y no parar,pienso probarlas.
Qué gracia tienes contando las cosas,me encanta leerte
Yo era mala para comer y ahora no sé cómo hacer para cerrar el pico,todo me viene bien.
Buen fin de semana.
Besitos

Carol dijo...

jejeje, que graciosa tu historia..
Y las croquetas muy buena pinta, diferentes e innovadoras!

Enhorabuena!

Un besito!

NENALINDA dijo...

Wapi pues yo me comia el cocido ,las croquetas y to lo que me exaran jis..jis pero a mi costy le pasaba como a ti con muxas de las comidas que hoy por fin si le gustan.
Las croquetas se ven divinaaaaaas ademas de muy originales a mi seguro me encanatrian.
Bicos mil y feli finde wapa.

Irene Navas dijo...

que rissas de verdad, tu como yo..solo que yo la liaba un poco mas...que me cogia una servilleta y hacia que me sonaba..y ahi iba todo ,el potaje, las lentejas y todo lo que no me gustaba..y sin embargo mi prima se ponia moradaaa!yo sigo igual de testaruda, sin comer lentejas ni potaje ni na..y del cocido..la sopa solo!eso si las croquetas me encantan y estas que has preparado me parecen deliciooooooossssaaaasss!besitos

mesilda dijo...

Las croquetas tienen que estar de muerte!!tienen una pinta divina.....la historia muy divertida,me encanta como lo cuentas.
Besets.

Lore dijo...

Ayyyyyyy....que gracia! Quien te veria....jejejeje. Oye que guay lo de la compota en las croquetas...me gusta! Me apunto la idea guapa!
besos!

Itzi dijo...

¡Qué anécdotas más chulas!
Gracias por dejarnos echar un vistazo a tu pasado.
Es una idea superoriginal y habrá que probarla.

Un beso.

Mer dijo...

Interesante combinación... muy original

Alimonia dijo...

una albondigas muy originales.. y que me encantan...esa mezcla dulce-salada.. una idea estupenda.
besos

Mariant dijo...

Me encanta leerte,eres super divertida!!y que decir de tus recetas...para chuparse los dedos!,por cierto muy originales estas croquetas!
Besitos guapisima!

kanela y Limón dijo...

Que bien lo cuentas todo!!! Es una delicia leerte, al igual que estas croquetas que tienen que estar buenísimas.
Un besiño.

María dijo...

Gitanilla, me he quedado loca al entrar en tu blog, aunque creo que lo hice en alguna ocasión perdona a mi memoria. Me ha encantado leerte, me he reido y me has traido recuerdos de la infancia, yo como Irene lo envolvía todo en servilletas de papel y paseito que me daba a la cocina, abría el cubo y otra servilleta nueva! Menos mal que la madurez implica entre otras cosas el cambio de nuestro zopenco paladar! Ya te sigo de cerca! Besos

nati dijo...

Qué combinación tan rica Gitanilla!. Nena, qué risa con el cocido...uf!!, me imaginaba a tu hermana, venga ahí por faena, limpiándose las gafas...qué bueno.
No sé qué me gusta más, si tus recetas o tus relatos. Creo que ambas, me encanta entrar en tu rincón. Besitos, no cambies!

SUSANNA dijo...

HOLA GEMA, GUAPA TU

ERES UNICA DE VERDAD, TENDRIAS QUE HACER UN LIBRO CON TODAS ESTAS HISTOREITAS TAN FANTASTICAS QUE CUENTAS...JE,JE

LA RECETITA DE 10...


MIL PETONETS SUSANNA

MªJosé dijo...

Vaya que no te quedabas sin comer cocido fuera de cuchara o en croquetas ajajajajajaa, eso es lo que hay, que buenooo que cabezonas las abuelas no te parece, pero lopgró que te gustara.
Y ahora tú nos has hecho unas croquetas de compota con jamón superoriginales, pero seguramente muy ricass.
besoss guapaa
buen finde

Visc a la Cuina dijo...

Me encantan tus historias...y tus croquetas, qué originales!

Isabel dijo...

Pero que receta más curiosa y espectalar, me ha encantado.

Te felicito.
Un saludo y buen finde.

Cuinera dijo...

jajaja Menudo bichillo estas tu echa! pillina eres un rato jajaja, lo que me he podido reír con tu hermana y las gafas, ¡pobrecilla! yo me parezco más bien a ella, siempre digo que cuando tengas peques, espero que coman porque si no... Madre mía! es lo peor que no quieran comer... y tú eras de esas... cachis! jajaa las croquetas muy ricas!

Un beso

CHUS dijo...

Que delicia de croquetas nunca las he probado jejej como siempre me encanta tus narraciones.
muchisimos besitos

Amanda dijo...

Jajaja...que bueno!!
Gracias a tu abu tod@s nos comemos estas croquetas que deben estar super buenas.
Besitos y feliz finde.
;-D

Espe dijo...

me encantna las croquetas y este relleno tiene que estar de muerte

Caldebarcos dijo...

Adoro las croquetas y tu combinación es diferente y original, sin duda.
Es curioso como cambiamos, yo también odiaba el caldo gallego (cocido nuestro) y ahora cada vez que los como casi hay que llevarme por urgencias, yo decía que me dolía la cabeza si me lo comía.
Biquiños

Fimère dijo...

j'en croquerai volontiers quelques unes des ces délicieuses croquettes
ps: j'ai des prix pour toi sur mon blog
bon weekend

camelia dijo...

Hola,

Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
para darse a conocer.

Para suscribirse a Ptitchef vaya a
http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
parte superior.

Atentamente,

Vincent

Sara dijo...

Hola Gema!
Necesito más tiempo para poder quedarme bien con esta receta, es de las que a mi me gustan, especial.
Un besote y buen finde

Elvira dijo...

En cada casa siempre está el que se lo come todo y con una sonrisa de oreja a oreja, y la que se inventa mil historias para no dormir, con tal de no comer,jajajaja, me encantan las croquetas, de todos los sabores y colores, así que estas no van a ser una excepción!!!Besos

fargopatt dijo...

vaya pinta.... a mi que me encantan las croquetas seguro que estas me volvían loka!!! desde luego están espectaculares....
besotes

leticia dijo...

Eh vaya croquetitas son súper originales además deben estar tremendas!!te felicito porque es un bocado de verdad muy diferente, manzana y jamón uhhh vaya platito!!
Gracias, saludos,

Jose dijo...

Hola mi gitanilla favorita,

hoy más dejao muerto. Croquetas de jamón con compota de manzana. Intento imaginarmelas y se me hace la boca agua. Que sepas que esta las hago. Con lo que me gustan a mi las tapitas y las croquetas.

Yo de chico siempre tuve buen saque. De mayor también. Además era el tonto de las croquetas. Ahora también...

Un besito guapa.

fresaypimienta dijo...

Que gracia tienes explicando historias!!!! Estas croquetas tan innovadoras tienen que estar riquísimas, la compota de manzana tiene que darle un gusto realmente original, ya me las imagino como aperitivo con una copita de vino! un beso guapa

Blo dijo...

Gema, dicen que cada cinco años nuestros gustos cambian o se regeneran, ve tú a saber, lo cierto es que yo de niña odiaba las calabazas, en todos los formatos y sabores. Ahora las amo.

Tu relato, de diez, como siempre.

Un besazo guapa.

Quo dijo...

Qué buena, mi cruz en mi infancia eran las alubias y el hígado... con las primeras gane yo la batalla, el higado ahora me gusta! Es curioso el don de las abuelas para hacer que comieramos lo que ellas querían jajaja... la receta me parece de lo más original!
besos

Ly dijo...

La receta una maravilla y la historia genial.
Bss

la brujita de jengibre dijo...

Se ven exquisitas estas croquetas y la combinación de sabores muy especial.
Un abrazo desde chile
edith
La brujita

María José dijo...

Me encantan las historias familiares relacionadas con las comida.
Yo no he tenido problemas para comer nunca, así em luce le pelo....ja,ja,ja.
No me puedo imaginar el sabor de esas croquetas...
Un abrazo, encantada de venir a tu cocina,
María José.

*Eva* dijo...

qué combinación más curiosa y a la vez tentadora.
bs!

Mayte dijo...

Me encantan las introducciones de tus recetas, y estas croquetas tan originales tienen que estar de maravilla.

Un beso

Gitanilla dijo...

Amigos!!! gracias por vuestros comentarios! No me canso de decirlo, pero este espacio no sería lo mismo sin vosotros y ni yo misma que me llena de alegría ver qué me contáis o que os ha parecido la receta cada vez que abro mi correo.
Besitos a todos!!

Kako dijo...

Muy pero muy divertida tu historia, me he reido un largo rato.
Las croquetas nunca las he preparado porque las encuentro difíciles de hacer, me da miedo que se desarmen, cosas así.
La receta es super original, con la compota no imagino el resultado.
Un besito.

Nati dijo...

Pero que originales estas croquetas y la historia muy divertidas. Un besazo.

OLGUIS dijo...

agarro 2 croquetas con tu permiso pues tienen una pinta estupenda.

Saludos

Olguis.

locasita dijo...

Uala, Gema!! qué croquetas más chulas!!! me las apunto! la verdad es que las croquetas se pueden hacer de cualquier cosa!!! qué ricas, qué ricas!!!!!! Un besote!!!!!!

Cris dijo...

Muy bueno pasar por tu blog y leer las historias familiares tan graciosamente contadas, ni hablar de las croqueta que son una tentación!!!
Saludos

Ranger dijo...

Menudas croquetas mas ricas me tienes preparadas Gitanilla, me encanta el contraste dulce-salado!
Me he dado una vueltecita por tu cocina y me tienes alucinada, me gusta todo, hasta la apariencia del blog, es que me gusta mucho la madera, es muy acogedora, así que me quedo por aqui para siempreeeeeeeee
Un besote.

Ranger dijo...

Vaya, no sé qué pasa pero no me deja seguirte, lo intentaré mas tarde :(

HELENA dijo...

Me parece una receta de lo mas original. seguro que la hago un dia....tienen que estar de rechupete.

Tienes un blog estupendo. Saludetes....

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails