viernes, 2 de julio de 2010

Canelones de pavo con bechamel de trufa



Primero de todo, daros miles de gracias por todos los comentarios que nos habéis dejado de recuperación a mí y a mi familia por la operación de mi abuelo, pues ellos también os leen. Han sido palabras muy agradecidas por aquí, ¡sois los mejores de verdad!

Hoy me he dado cuenta de que de mayor, con mis dolencias, quiero ser como mi abuelo. ¿Dolor? ¿Sabes qué es esto? Él ahora, tras la operación no...

Si quieres ver a mi abuelo estos días, tienes que pedir hora. Hijos, nietos, hermanos, amigos y toda familia política respectiva se apelotonan en cualquier rincón de una minúscula habitación llena de sillones y aparatitos, andarín, mesa estorbadora, etc,.
Yo no es que no me guste la situación, pues veo a muchos familiares, sino que la confianza se va perdiendo con algunos. Ahora sí, las cosas no cambian:
-¡Qué! ¡Fernando! ¡Cucha, si está...! ¡Anda, y ¿ésta quién es? ¿la Rocío?
- No, tita. Ésta es Gema. - Responde mi madre a una de las hermanas de mi abuela.
- ¿Tú mayor? ¡Cucha tú! ¡Qué mayor que estás! Y esta es tu Rocío... ¡Una mujerona! ¡Cómo ha crecido! ¡y qué buenas carnes!

Hombre, gracias a lo qué a mí respecta. No cabe duda ante sus palabras, pero la prenda la suelta igualmente para las dos.
Ahora, llega el momentazo. Miro como se acerca la amable señora, como cierra los ojos, como encoge los labios, y los arruga para darme un beso y ¡horrroooorr! Berrugón justo en el filo derecho del labio superior. ¡Eh!, ¡eh! ¡Qué si todo fuera esto! Yo me acuerdo que esta mismitica protuberancia solía poseer tres pelillos, puntiagudos, muy rectos y ¡qué pinchaban los ‘joíos’ como ellos solos’. “Ohhh, nooo que ahí siguen... ¿Eso con pinzas no se podrá quitar? Pufff, si huyo, aún me libro”. Total que miro a mi hermana situada a mi izquierda, para que sea ella quien reciba tan peculiar beso. Sin embargo, ha captado mis intenciones antes de que las iniciara y me ladea la cabeza hacia la susodicha; un gesto que significa algo así como: “‘Palante’, ‘pal’ toro’.
- ¡Mmmmmmmmmmmmmmuuuuuuuuuuaaaaaaaaa! ¡Cómo crecen! ¡Ayyyy si es que así a una la hacen mayor más deprisa!
Y yo por dentro pensado: “Sí, ¡cómo crecen los 'joíos'! ¡Ehhh! ¿Ya está? ¿Y para el resto no hay beso? ¿Miro a mi hermana? Mejor hago la que no me ha dolido... Vamos a guardar la compostura de hermana mayor, que parece ser lo único que me queda”.

- Fernando, ¿cómo estas?
- ¡Bien! No vamos mal. Ya hoy me han dicho que puedo andar y he estado con el andarín.
- ¡Pues mira qué bien, qué rápido está evolucionando...!

Y tan rápido. Mi abuelo no es un paciente de lo más usual. A él le viene mejor las palabras comedidas, es decir, si el médico o el fisioterapéuta debe confirmarle su hipótesis de que efectivamente ese día ya puede sentarse en el filo de la cama la frase que debe emplear ha de ser muy precisa, tal como: “Fernando, hoy usted, ya puede empezar a sentarse en el filo de la cama pero dos o tres veces y no más de cinco minutos, muuuy despacio, colocando la rodilla bien todo el rato. Pero pida ayuda”.
De lo contrario, nada más ha cerrado el médico la puerta de la habitación, él ya se ha incorporado de la cama y solo lo intenta todo...
- ¡Niño!
- ¡Papá!
- ¡Abuelito!
- ¡Fernando!
Y todos al unísono:
- ¡¡¡Pero tú dónde vas!!!

Le tememos. Su mente callada, nos mira, trajinando la siguiente argucia con la que entretenernos unos instantes, mientras él se aprovecha para “cumplir” con lo que le ha dictado su profesional preferido. Así, mi madre y hermana se distraen haciendo test o lo engañan, vigilándolo en todo instante. El señor, una vez que ha calculado su fuerza y ánimos, ya lo ves, incorporándose de la cama para salir andando, que porque esta mañana lo han puesto a andar, sino esta noche corría el Montmeló y le enseñaba a esos niñillos lo que es velocidad.
Su dolor sigue, pero ¿para qué más? Eso sí, con lo que realmente disfruta es con su fútbol y si juega España, en la gloria literal, aunque lo saquen de una operación. Así le pasó el primer día de operación. Le sacan de la Unidad de reanimación y le suben a planta justo en el momento en que comienza el partido.
Todo el mundo en silencio, intentando armar el mínimo follón posible, mordiéndonos las uñas sin hacer ruido, saltando de las sillas en nuestra imaginación,... Hasta el compi de habitación estaba compichado para el asunto, cuando marca Villa y:
-¡¡Gooooooooooooooooooooool!!
- ¡Niño!
- ¡Papá!
- ¡Abuelito!
- ¡Fernando!
Y todos al unisono
- ¡¡¡Pero tú dónde vas!!!
- Pues que ha marcado España, ¿dónde voy a ir? - suelta el bendito enfermo.

Ala y tan normal el hombre, !A ver si ahora te vas a pensar tú que él no va a celebrarlo como se merece!

En esta entrada me gustaría agradecer a Pedro J. López de Harinas Santa Rita la amabilidad que han tenido en contar conmigo para cocinar con sus productos. Desde luego, estoy contentísima con todo lo que he ido preparando hasta el momento con estos, pues además de calidad, ofrecen sabor, originalidad, comodidad y un sinfín de ventajas. Probadlos no os arrepentiréis.

Canelones de pavo con bechamel de trufa

Canelones precocidos
400 gr de carne de pavo picada
300 gr de setas portobello en láminas
1 cebolla
1 trufa en aceite
6 cucharadas de vino dulce
Salsa bechamel Santa Rita

Pocha la cebolla en un poco de aceite y añade las setas. Incorpora el pavo y la mitad de trufa bien picada. Mezcla y echa el vino. Cuando éste se haya evaporado deja templar la masa del relleno de los canelones.
Calienta agua con una pizca de sal y una cucharada de aceite y cuando rompa a hervir añade la pasta de canelones durante diez minutos. Sácala y rellena con la mezcla de carne.
Por último, hacemos la bechamel tal cual nos indica Harinas Santa Rita en su envase. A esta bechamel le incorporamos un poco del aceite de la trufa y un cuarto de ésta o según el gusto que queramos darle. Hornea los canelones con la bechamel y ¡plato preparado!

43 comentarios:

Magdalena de Chocolate dijo...

Qué buena pinta tienen estos canelones!! mmmmm, me comía un plato ahora mismo :)

Me alegro de que tu abuelo se esté recuperando tan bien :D

Besitos!

kanela y Limón dijo...

Madre mia que delicia de canelones!! Me he quedado con la boca abierta. Me han encantado.
un besiño.

La Cucina del Topino dijo...

Qué bueno saber que tu abuelo està mejor :-)
Esta receta te quedò muy buena, si pasas por mi blog tengo una brujita de la fortuna esperàndote :-)
Besos

Blo dijo...

Gema, que bueno que tu abuelito se esté mejorando y que tenga toda esa energía que tiene.
Los canelones se ven muy ricos, espero de sabor eran otro tanto.
Un besazo guapa, como siempre un placer venir a verte.

Pilar - Lechuza dijo...

Me encanta la trufa y esta bechamel tiene que estar de quitarse el sombrero. un besiño para tu abuelo y que siga mejorando.
un biquiño

Espe dijo...

que bien...pues espero que disfrute esta noche con el partido...y los canelones:estupendos con ese toque de trufa

Curra dijo...

Con las introduciones a las recetas tengo asegurada una sonrisa y con la receta un bocado delicioso.
Un beso preciosa

Caldebarcos dijo...

Es fantástico poder tener un abuelo así, poder disfrutar de todas sus fechorías, que lo visite toda la familia tiene que significar algo, pues que es una gran persona, como va a ser con una nieta tan vital, seguro que algo has heredado.
Me alegro mucho que lo tu abuelo vaya mejorando y pronto andará alguna maratón, jeje.
Los canelones, espectaculares, me los llevo pa este mediodía.
Biquiños

MªJose-Dit i Fet dijo...

Hola guapa me alegro muchisimo que tu abuelo se este recuperando bien, pero con toda la familia alrededor y pendiente de el no podria ser de otra forma, tienes razón la gente mayor es una pasada de fortaleza y un ejemplo de aguantar las cosas que les vienen, yo de mayor tambien quiero ser como ellos...por cierto esta bechamel tengo que probarla, que pasada!!! un besote

MªJosé dijo...

Que tal como esta tú abuelo veo qeu recuperandose poco a poco y me alegro guapa, menudas historiasss.
Estos canelones tienen una pinta increible, que ricos con la bechamel de trufa.
besos guapaaa
buen findeee

Quo dijo...

Ainss que vitalidad tienen algunos abuelillos eh??? los mios eran así también, no había mal que pudiera mantenerlos quietos... jajaja
La receta me encanta, la pruebo fijo
bss

Irene Navas dijo...

besotes muy fuertes para tuabu, que se ponga bien del todo, yo tambien tenia una tia de esas, con la berruga, y con barba....ajaja. los canelones delicioso, aunque lei mal, lei con fruta en vez de trufa y estaba alucinada miraaaando a ver que tipo de fruta llevaba!un besitoo

Sara dijo...

Lo primero, abuelooooo, pongase bueno rápido, rápido que hace mucha falta a su nieta... un besote.
Los canelones...ummmmmm de quitarse el sombrero.

Filo dijo...

Hola cariño espero que todo lo malo pase cuanto antes, los canelones riquisimos, bssssss

mesilda dijo...

No se si megustan mas tus historias o tus recetas,las dos cosas son geniales!!Me encantan los canelones y la tarta de Sain Honore....DELICIOSA!
Besets.

fresaypimienta dijo...

Guapa, que rica la bechamel de trufa, que estilazo!!!!!!y los canelones de pavo riquísimos!!!!! un beso!

Belén - Cocinar para dos dijo...

Te han quedado perfectos!!!
Una pinta fantástica guapetona! :D

Nati dijo...

Me encantan los canelones de la manera que me los des jajaja. EStos se ven de maravilla. Un besazo y buen finde.

Sonia - L'Exquisit dijo...

Bravo por el abuelo!!! y por los canelones!

Un abrazo,

A SABOR DE HOGAR dijo...

Que canelones tan originales, nunca los había visto hechos así...me quedo por tu blog, dando una vueltecita, a ver que se cocina en tu cocina virtual.
Besos y encantada de conocer tu blog.

Mer dijo...

Me alegro de que tu abuelo esté mejor. Los canelones... uhm!!! con el aroma que deja la trufa que me encanta.... ahora sólo te falta animarte con la pasta fresca. Besitos!!!

NENALINDA dijo...

Me alegro de que tu abuelo ya este casi en plena forma ,a si da gusto.
Los canelonesssss tienen que estar de muete lentaaaaaa me imagino esa bexamel con aroma a trufa ummmmmmmmmm una divinidaaaaaa.
Una receta y presentacion de 10 points.
Bicos mil wapa y feli finde.

Toñi (picapusa) dijo...

me alegro mucho que tu abuelo tenga esa fuerza y esté recuperándose tan bien !! oye y porque será que todos tenemos una tia con berruga??:0

los canelones me parecen una delicia!!!

leticia dijo...

Tienen una pinta muy buena, seguro que tienen un sabor delicioso qué buenos!! y con trufa, muy curioso

Fimère dijo...

la sauce doit être divinement bonne
j'aime beaucoup
bonne soirée

fargopatt dijo...

niñaaaaaaaaaa no paras!! y todo buenísimo!! qué lujo!!
besotes

Su dijo...

pues tengo una latita de trufa bailando por ahí y me apunto esta sabrosura gitanilla, y encantada de haber pasado por aquí

Cris dijo...

Me alegro por tu abuelo y por tan linda receta que nos has publicado hoy, felicitaciones también por la gracia del relato. Cariños

Silvia dijo...

Me parece toda una delicatessen al cuadrado. Tanto la presentación como la materia prima. Todo un lujo de receta.

Besos.

Cuinera dijo...

Jeje, me alegro que el abuelito este mejor! y que sea tan alegre! leyéndote parece que estoy ahí contigo en la habitación, siempre me transportas jeej, entre tu que escribes muy bien! y yo que tengo mucha imaginación... hacemos buen equipo jaja

Los canelones se ven riquísimos! parecen de anuncio!

Un besito

Rous dijo...

Que canelones mas ricos!!
Me alegro de que tu abuelo evolucione bien.
Muchas gracias de nuevo por contarnos tan bien las cosas, que se pasa muy buen rato
bss

antonia dijo...

esto tiene que estar exquisito. que siga bien tu abuelo!!
besos, guapa

Itzi dijo...

¡Qué caña tu abuelo, es elsuperabuelo, cómo me alegro!
Santa Rita tiene unos productos superbuenos.
Muaka.

Visc a la Cuina dijo...

Tu abuelo es todo un personaje, me alegro mucho de su recuperación y de que el fútbol le ayude! Ah, y los canelones, de lujo total!

Hilmar dijo...

Hola guapa, me había perdido varias de tus recetas maravillosas. Estos canelones se ven riquísimos y con el hambre que tengo, por Diossss! La Saint Honoré, deliciosa también y muy original, me ha encantado. El gazpacho muy apetitoso, y es algo que jamás he probado, vas a creer?
Espero que tu abuelito se recupere bien prontito.
un abracito,

Carol dijo...

Chica noo dejas de sorprenderme con cada receta que publicas!!

Esto tiene una pinta de muerte!!!

Lo tengo que probar pero ya!!!

Un besito!

Jose dijo...

Qué buenos canelones Gema. El toque de trufa, genial.

Besos y un abrazo al abuelo.

Akane dijo...

Gracias por compartir esos momentos familiares con nosotros, transmites mucho cariño en cada palabra! Un abrazo enorme para tu abuelo, me alegro de que se esté recuperando bien.

Muy ricos los canelones, con carne de pavo, genial para mi que no me gusta la de ternera o la de cerdo!

Un abrazo

silvia dijo...

Es que niña ese gol era para recuperarse y echarse a correr sin parar!!!!Cuanta emoción...dejar al abuelo que está como un toro....el plato de lujo,fini,fino!

Un besote al abuelo JEJE

El futuro bloguero dijo...

Enhorabuena por tu abuelo, por el gol y por esos canelones estupendos con la trufa. Un beso.

Amanda dijo...

Chiquilla, llevo monton de dias con problemas en el ordena que no me he conectado y no me habia enterado que tu abuelito estaba así. Me alegra que haya salido todo bien.
Unos canelones la mar de ricos.
Besitos.

vamosalculete dijo...

Gema, me alegro mucho comprobar que tu "Güelito" ya está mejor, espero que se recupere muy, muy pronto.

En cuanto a los canelones, que te voy a comentar, como siempre, una delicia ;)


Un besote, mi solete.

vamosalculete.

Gitanilla dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios!! Me han alegrado todos y cada uno!!

besitos a todos!!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails