martes, 28 de septiembre de 2010

Mi lasaña boloñesa



Y ¿por qué siempre tiendo a querer hacer mil cosas? Soy una pimientilla, como me dice alguno, mi cabeza va a mil por hora y no he acabado de hacer una cosa cuando ya he empezado la siguiente. Mi mente va a mil por hora todo el día, un auténtico descontrol, pues voy corriendo a todos sitios, que no me falte ni un segundo, todo ya para ya, que no se me escape, que si no se descuadra todo el batiburrillo que he formado a mi alrededor. "Que si hoy tengo que ir a ver el tocado y luego preparo comida, ¡ayyy que hoy era la receta del CWK! ¡Madre, pero si también tenía la del concurso! ¿Y apuntarme a la piscina cuándo?". Total, que por esta causa voy como autómata y me ocurren muchas cosas de las que os cuento a continuación, ya que no pongo demasiada atención a no ser que esté plenamente concentrada. Ahora, ya he tomado medidas y me he comprado una agenda para planificarme. Muy mona ella, muy práctica, con cincuenta mil separadores y, por si fuera poco, venga fosforitos y bolis de colores, de lo más chillones también, para no perderme... Y ahí estoy mi primera tarde como una niña estrenando libros... "Venga, primero mi nombre y mi dirección, que no quiera Dios que se me pierda... Ahora, mi cumpleaños, ¿a ver en qué día cae este año? ¿Domingo? Joe... y ¿a ver el de... y el de...?...".

Bueno si la solución fuera solo la agenda, pues vale, pero soy el despiste personificado, pierdo todo y cuando digo todo, es toooodooo. De pequeña me acuerdo, que era la típica que se dejaba en el autobús lo que llevara, la que estrenaba carpetas y chaquetas una vez al mes, la que odiaba llegar a casa porque ahí estaba en la puerta tu madre con los ojos preparados y la boca medio abierta para empezar con la retahíla: "¡No puede ser, pero otra vez, aquí no hay quien gane para libros y encima el de religión, ¿pero otra vez?!", etc, etc, etc,... Porque sí, los paraguas ni los huelo, me los olvidó en la primera parada que haga, las llaves... infinidad de veces he tenido que llamar a casa a las tantas de la madrugada para que mi madre se enterase bien, bien, de la hora a la que había llegado su hija tan responsable. Y lo peor de todo, las predicciones de mi padre, la primera de ellas, la que ha sonado toda la vida:
- Anda Gema, sube a casa y me traes las gafas que están en la entrada y también la cartera y las llaves del coche.
- Joe Papá ¡sube tú!
- Venga anda sube y no te dejes nada, que ya verás que de tres cosas que te pido, se te olvida alguna . Ah y dile a tu madre que baje ya, que estoy harto de esperarla.
Yo subo engancho las gafas, la cartera y para abajo. Mi padre me ve llegar y me pregunta:
- ¿Y las llaves?
Y no os digo quien tiene que volver a subir, resulta evidente, porque tal es mi nivel de descuido que a medida que os escribía esto, he tenido que releer las línea escritas para recordar que era la cosa que me dejaba... verdad cien por cien.

La segunda advertencia de tu padre: "Ni se te ocurra perderlo"; y cuando aún pone más énfasis: "Gema que esto hay que devolverlo, así que ten cuidado" y ahí me ves empaquetada de pies a cabeza para subir por primera vez a la Sierra y aprender a esquiar. En la mochila, un regimiento de trastos: gafas, guantes, gorro, la braga para el cuello, comida, zumo, agua, crema... Todo bien dispuesto y en diferentes compartimentos. Aterrizamos en la pista y empiezo a sacar cosas para disfrazarme por completo; después complicamos aún más la equipación con la misión alquiler de esquís y botas, hasta que, por fin, me encuentro en la cola para subir Borreguiles. Mi don por delante con unos amigos, mi prima, su novio y yo por detrás a unos segundos de coger mi primer telesilla, cuando voy a ponerme los guantes y... "¿Y mi otro guante? Pero si yo llevaba los dos hace un momento... Oh, oh, oh"
- Elisa que he perdido un guante...
- ¿Qué, qué?
Y allí venga a apartar esquís y tablas, atascada entre bastones y tiburones deseosos de alcanzar su primera bajada... Yo miro desesperada el suelo y ni rastro, la gente con ganas de matarme y seguro que pensando "ya está aquí la cateta de turno". Yo sé cuál va a ser el final: he perdido definitivamente el guante y mi padre me va a sentenciar: "Ya no pido otro favor, que siempre lo pierdes todo y ¡da gracias de que no te dejas la cabeza por ahí!" Ea para qué negarlo...

Para hoy os dejo una receta riquísima, de las clásicas y con la que siempre aciertas cuando tienes visitas, porque es fácil de preparar y queda de lujo, la lasaña.

Mi lasaña boloñesa (6 personas)
Placas de lasaña fácil (hacerla como ponga en la caja)
500 gr de carne picada (mitad de cerdo y mitad de ternera)
1 cebolla
2 dientes de ajo
125 gramos de champiñones
1/3 vaso de vino blanco o un chorreoncito grande
1 lata Tomate casero Hacendado
Queso en lonchas
Queso para gratinar
2 quesitos el caserío para la bechamel
Bechamel
Orégano, pimienta, albahaca, nuez moscada y sal

Para la masa.
Picar las cebollas y pochar con sal. Luego los dos ajos y añadir. Esperar que doren e ir añadiendo los champiñones. Una vez pochado le echo la carne picada y la separo bien con la cuchara para que no se hagan montones. Ahora se añade la sal, la pimienta, el orégano y la albahaca. Después de que se haya hecho la carne, incorporamos el chorreón de vino y dejamos que reduzca 10 minutos o hasta que la carne chupe el vino. A continuación añadir la lata de tomate (reservar 3 cucharada para la bechamel) y mezclar.
Posteriormente preparamos una bechamel normal a la que luego le he incorporado 2 quesitos el caserio, sal, nuez moscada, pimienta, orégano y 3 cucharadas de Tomate casero.
Hacer las placas de lasaña fácil tal cual pone en la caja o hervir durante diez minutos más la pasta de lasaña si la compramos normal con un chorreón de aceite y una pizca de sal. Ahora, montamos la lasaña, poniendo primero en el fondo un poquito de bechamel con más tomate, luego pasta, y encima de ésta la mezcla de carne y dos lonchas de queso. Volver a repetir con pasta, carne, queso y terminar con la bechamel por encima espolvoreada de queso. Una vez tengamos el montaje, metemos en el horno la lasaña para gratinar durante cuatro minutos o hasta que veamos que el queso de arriba está dorado. ¡A disfrutar!

38 comentarios:

Ana - El dia mas dulce dijo...

La lasaña es un plato estrella en cas, pero nolo hagomucho. Lo unico que me hago de rogar, no se porque , la verdad es que es bastante fácil, pero ....Por cierto muy bueno el post me he reido con tus olvidos ....escucha, no vayas a perder la agenda que una vez que te acostumbras a ella es como el movil, que no encuentras un numero sin el...asi que por duplicado, jeje
Besos mil

Itzi dijo...

Jajajajaa, me parto contigo, nena.
La lasaña.. hmm, espectacular.

Besazo.

jose manuel dijo...

jejeje, que bueno

La lasaña, yo quiero un trocito bien grande, que pintaza.

SAludos

Laura (Recetas Trucos y Tips) dijo...

wooow! esas fotos hacen la boca agua a cualquiera

tiene una pinta deliciosa esa lasaña, seguro que estaba exquisita


saludos

maria elena dijo...

Que buenisima esta lasaña,me encanta!!
Bss.

kanela y Limón dijo...

Me encanta la lasaña!! tiene una pintaza tremenda.
Un besiño.

Belén y Bego dijo...

Qué pinta tan rica tiene esta lasaña!! me encanta:)
Bsos

Curra dijo...

Anotate en esa superagenda que la príxima vez que prepares esta lasaña me vas a llarm... Madre que buena¡¡¡.
Un abrazo despistá

foodtravelandwine dijo...

Gitanilla....te deje para el final de mi lectura de blogs hoy dia.....y como me has hecho reir!!....eres mas despista que yo....y eso es mucho!!......como me alegras el momento.....te l he dicho......no se si me gusta mas tus recetas o tus historias.....buenas noches!!....Abrazotes, Marcela......tu lasana esta rebuena!!

Marisa dijo...

La lasaña deliciosa, y otra sesión de risoterapia contigo, uno no se puede aburrir a tu lado, eres genial, besitos.

Irene dijo...

Pues vaya desastre que estás hecha! Pero si no te pasaran todas estas cosas, no podrías escribir estos posts tan divertidos, así que no hay mal que por bien no venga!
La lasaña tiene una pinta estupenda. Hace tiempo que no hago ninguna, igual me animo con tu receta.

cristina dijo...

que rica lasaña gitanilla me encanta un beso wapa

Sonia - L'Exquisit dijo...

Creo q te lo he dicho alguna vez...no hay nada mejor como tomarse un cafetito leyendote...(si, ya se, deberia desayunar en la mesa....)

por cierto...veo q eres muy despistada...llegaste a ver mi comentario de las cajas de luz para hacer fotos?

Un beso,

Sonia - L'Exquisit dijo...

Gema, te decia en mi comentario de otra entrada q me escribas a blogexquisit@yahoo.es, pq no veo tu mail por ninguna parte y te enviaré lo de la caja de luz...

Don Camilo y Caldereta dijo...

Ja ja, es lo primero que te digo siempre, y esta vez todavía más, porque me veo totalmente identificada, yo no pierdo muchas cosas pero porque soy la mujer de las listas interminables, cada día hago listas con las cosas que tengo que hacer, y que nunca tienen fin, cuando termino una anoto otra!!! Esto no tiene remedio. Por suerte de la receta te has acordado perfectamente, Espero ... que la he apuntado, no sea que me ponga a hacerla y tenga que llamarte a ver como sigo!! ja ja, empiezo y acabo riendo contigo.
bsts. Maite

Espe dijo...

que no es tuya.no es para mi ese plato?yo pense que si...que se me estaba haciendo la boca agua...jejej..es que hoy me levante graciosilla...

Carmen dijo...

Mis jugos gástricos están saltando de alegría al ver tu lasaña, (a lo mejor se piensan que es lo siguiente que les llegará, pero no, no, hoy no toca) me encanta la cremosidad de todo el conjunto.
Tus historias como siempre geniales, gracias.
Besitos

Viena dijo...

Ay Gitanilla, Gitanilla. Cuando veo que has actualizado, en mi escritorio, me da una alegría y pienso: a ver que me cuenta hoy la Gitanilla y vengo para acá, toda emocionada ya sabiendo que voy a leerte y a divertirme un ratito. ¿Sabes? Si eres así de despistada es porque tienes alma y cerebro de genio, en serio. Piensa en Einstein, era tan despistado que en una ocasión, yendo en tren, el encargado pasó y le pidió el billete. Einstein se puso a buscarlo y no lo encontraba y nada, no había manera, pero Einstein era muy conocido por entonces y en vista del apuro, el encargado le dijo: no se preocupe Sr. Einstein, todo el mundo sabe quien es usted y no me cabe duda de que sacó usted el billete. Se fue pero al rato, observó que Einstein seguía buscándose los bolsillos y apurado. Se acercó y le dijo, Sr. no se moleste en buscar el billete, yo ya sé que lo sacó. Pero Einstein le contestó, sí, si, pero es que yo necesito el billete, porque no sé a donde voy. Bueno, anécdotas de estas Einstein tenían un montón, algunas imagino que más verdaderas que otras, pero que era despistado, eso seguro. El cerebro de los genios se entretiene con muchas cosas o con una pero apasionadamente, así que es normal que se despisten y que pierdan cosas.
Un beso Gitanilla, te voy a nombrar la bloguera genio.

Lore dijo...

Ay lo que me rio contigo....jejeje Me siento muy identificada con la historia de hoy, yo siempre digo que tengo memoria de pez, jajaja...
La lasaña, uffffff, sin comentarios...le lujo guapa!
Un besote!

La Morena en la cocina ¡¡¡Que follón¡¡¡ dijo...

Hola Gitanilla ¡Como me identifico contigo! (En lo de que tu cabeza va a mil por hora) yo creo que la mía va a una velocidad completamente diferente a la de mi cuerpo. El nombre de mi blog lo puso mi marido porque el follón de mi cabeza en la cocina se ve, pero se ve de una manera increíble. Me he reído con tu historia y la receta de la lasaña estupenda, yo la hago igual así que se que esta muy rica. Un beso

Beatriz dijo...

Qué rica esa lasaña,niña!!! me llevo un platito para comer :D

Por cierto pásate por aquí y echa un vistazo ;)

http://amasandoqueesgerundio.blogspot.com/2010/09/off-topic-caja-de-luz-casera-para-hacer.html

Besos

Nati dijo...

No paro de salivar jajaja. Un besazo.

kesito dijo...

Jajajaja.. que bueno, eres increible. No se que decir, si yo lo soy igual o más que tu, acabo de publicar unos bizcochitos y se me olvida poner temperatura y tiempo de coción, ayer, me voy a casa de mis padres y, me dejo la puerta abierta de par en par, el otro día, yo trabajo llendo con una moto pá arriba y pá abajo y, ¿ cuántas veces me he dejado las llaves puestas ?, ni lo se, menos mal que siempre he tenido suerte y no se la llevaron. Anecdotas como estas... cienes y cienes. Yo creo que ha salido una nueva enfermedad..., ¡¡ el síndrome del despiste !!.
Y esa lasaña... super exquisita!!.
Un besote bien grande.

Jose dijo...

Ten cuidao ahora no pierdas la agenda.

La lasaña fantástica. Ma encantao lo de añadir dos quesitos a la bechamel.

Besitos.

Empar dijo...

Pues menos mal que las recetas las aciertas! Je jeje.
Por lo menos la lasaña te ha quedado divina!!
Un beso.

La Cucina del Topino dijo...

mmm te ha quedado de maravilla guapa! que tipa que eres! creo que todas nos identificamos un poco! Besos

Mayte dijo...

Tiene una pinta estupenda, me encanta la lasaña.

Un beso

Piligoto dijo...

Que ricura de lasaña, está para meterle mano. Yo también soy muy despistada y cuando no se me olvida una cosa se me olvida la otra. Saludos.

Celes dijo...

Jejejeje!!! Muy buena la entrada y la lasaña de cine...

Bsss

Sara dijo...

Después te leo, solo decirte que esto entra por los ojos, la lasaña, con lo que a mi me gusta...ese plato, me guzta.
besazos nena.

Visc a la Cuina dijo...

Pero cómo me gusta esta lasaña, tiene una pinta impresionante!

Amanda dijo...

Vamos, de culillo inquieto como diria mi mami. ;-D
Yo la lasaña por muy buena que esté no la como, demasiado queso para un cuerpo solo, jjjjj... pero es que vengo a leerte.
Besotes grandes.

Olga dijo...

Una lasaña estupenda y con lo despistada que eres no me extraña que nos cuentes tantas cosas.
Un saludin
Olga

Kako dijo...

Me pasa tambien que pico por todos lados, pero me gusta ser asi, inquieta y llena de cosas.
Que delicia esta lasaña, con boloñesa queda una delicia.
Besos

Jara dijo...

Jajaja cualquier día te olvidarás que tienes un blog! XD

Bueno... la verdad espero que no! Muy rica la lasaña, hace tiempo que yo no hago... ñam ñam!!

Besotes!

wada dijo...

Me parto contigo Gema...
la lasaña tiene que estar muy buena, la pinta que tiene lo dice todo.
Un besote!!

partimecook dijo...

¡Qué buena pinta, por favor!
La verdad es que las buenas lasañas son una de las mejores comidas :D

Ranger dijo...

Menuda lasaña mas rica, de escándalo.
Y en cuanto al despiste, te iba a decir que en eso no nos parecemos nada, pero justo escribiéndotelo se me han venido a la cabeza algunas cosas que me han pasado por el despiste, y seguro que te supero!
Un beso guapetona.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails