martes, 19 de octubre de 2010

Rollitos de jamón con queso y mermelada de champiñones



Bueno, pues como os iba comentado, el mejor momento que se puede vivir en las bodas de mi familia comienza justo cuando acaba la Misa, cuando todos mis familiares "desenfundan" sus bolsillos para coger una bolsa de plástico repleta de granos de arroz. Quitan rápidamente el nudo y se lanzan a la caza y captura de los novios. Los pobres, tan emocionados que salen de la Iglesia para toparse con esa manada de amigos y familiares; sí, porque ahí se encuentran, a la espera de que hagan la aparición los protagonistas para estamparles un puñado de arroz con todas sus fuerzas. Así, que ni les da tiempo de asustarse a cámara lenta, colocan el primer pie en la calle y centésimas de segundo más tarde viven la avalancha de arroz y los gritos eufóricos de sus condescendientes.
Minutos después, todos los invitados camino del lugar de la celebración. Mira que habrán ido a bodas y celebraciones varias, pero ellos siguen el mismo método: "¿A ver qué ponen?" Total, que se arremolinan cerca de las bandejas de comida preparados a que alguien dé el pistoletazo de salida, algo que, por supuesto, suele provocar un familiar entrado en años. Ellos ya no tienen que dar explicaciones a nadie, de modo que llevan consigo bolsas y pañuelos, con los que ir pillando comida... Porque van a lo que van a una boda, ¡a comer y a beber! y no te creas tú que no amortizan bien el dinero del cubierto, que si pueden con las gambas que cogen comen una semana y ¡qué me lo digan a mí!, pues anda que no he tenido que escuchar veces: "¡Niño la bolsa corre!" y, como quien no quiere la cosa, una cigala menos, otro tanto de jamón, el queso desaparecido en combate y:
- ¿El abuelito dónde va? Mamá, yo me quiero ir con el abuelito, ¡yo me quiero ir con el abuelito!
- ¡Niña calla!, ¡tú a comer, que es lo que tienes que hacer, que mira el plato lleno!
Mi abuela mientras, me miraba con ganas de darme un buen coscorrón, para que no pusiera en evidencia la estrategia realizada. Pero, claro, era algo más que evidente, pues gran parte de los comensales habían desaparecido...

Una vez que las barrigas de los invitados se llena, comienza a escucharse de fondo un "aporreteo" de la mesa con las manos y una voz lejana, que pide: "¡Que se besen, que se besen, que se besen!" De repente, todas las mesas siguen el ejemplo y de tanto golpe, no paran de sonar platos, copas y demás. A mí este momento me encantaba, me colocaba encima de la silla y esperaba que los novios se besaran. ¡Bien! Un besito casto en la mejilla, ahora otra provocación más, porque claro los invitados no se habían quedado satisfechos y saltaban: "¡En la boca, en la boca, en la boca!" Y aaaaalaaa, otro beso. Pero no, eso tampoco era suficiente, por lo que alguien gritaba: "¡Con lengua, con lengua, con lengua!" Ante lo cual, el novio agarraba a la novia y ¡plaaaaff! ¡Morreo al canto! Tres segundos interminables de beso y de gritos de júbilo, de silbidos y vítores.


A medida que la boda avanza, recuerdo la subida de color en la cara de mis mayores, las carcajadas generales y los comentarios subiditos de tono. La tía abuela más juerguista de lo normal no se escaquea en este tipo de eventos y llegados a estas alturas de la boda, ella decide repetir la costumbre de subirse a la mesa. Unos la miran asustados pensando: "verás que vamos a tener que ir al Hospital"; otros la animan dando palmadas, mientras que, los que nunca la han visto antes, se encuentran boquiabiertos, ante el espectáculo de ver a una mujer mayor arrodillada en la mesa con las piernas entreabiertas, enseñando su combinación y trapos más íntimos. A ella, ni el Papa le quita protagonismo, vamos que con una copa y un tenedor atrae la atención del más despitado y empieza a cantar:
- ... Cuando me miras morena, de adeeeeentro del almaaa, un grito me escaaapaaa, para decirte muy fuerte, ¡Guapa!, ¡guapa!, ¡guapa!.... ¡Pipipipipipi!...
Y ¡ea!, así queda más que inaugurado el baile, donde pasamos del mítico "paquito chocolatero", al "aaaaaigggg de la macarena", para dar vida a nuestro cuerpo con el "para hacer bien el amor hay que venir al sur" y seguir con "la bomba", el tarrán, tarrán, tarrán, tan, tan,... del "gato montés", etc, etc, etc,... Las copas a pares van pasando entre los más puestos, los abuelos en la pista de bailes, inseparables, bien pegaditos el uno frente al otro, bailando de la misma forma todo lo que les echen, pues no hay manera de que pierdan el compás ni un segundo y es que tantos años de práctica tienen su recompensa, digo yo.
Total que ante tanto salvaje descontrolado, tú asimilas que esa fiesta no va contigo y te sientas, entre las abuelas más mayores en su rinconcito, donde cada una guardaba contra su pecho los centros decorativos de las mesas. A distancia observas a tus padres emocionados con las sevillanas, a tus primos aprovechando el despiste de sus progenitores para probar por primera vez un pitillo y las corbatas... Esas corbatas que pierden su sentido inicial de parte del atuendo para convertirse en un tocado alrededor de la cabeza, a lo rambo, o eso era lo que pensaba, observando todos esos bailarines violentos...


Os dejo un entrante bien rico, digno de las mejores bodas, por su contraste de sabor agridulce y por la mezcla de ingredientes buenísimos como el jamón. Probad a hacer estos "rollitos de jamón con queso y mermelada de champiñones" que quedan deliciosos.

Rollitos de jamón con queso y mermelada de champiñones

Para el brazo gitano
3 huevos
1 yogur griego
90 gr de harina
60 gr de azúcar
1/4 de cucharadita de bicarbonato

Para el relleno
5 lonchas de jamón serrano
Unos 80 gr de queso majorero canario
Mermelada de champiñones (para ver la receta pincha aquí)

Comenzamos haciendo el brazo gitano salado. Precalentamos el horno a 180º y colocamos sobre la bandeja de éste papel vegetal. Ahora, batimos bien los huevos a mano o con una batidora e incorporamos el azúcar. Mezclamos bien y cuando se haya disuelto el azúcar añadimos el yogur sin dejar de batir. Tamizamos la harina y el bicarbonato y se mezcla con la masa anterior.
La pasta que obtenemos la echamos sobre el papel vegetal, intentando que nos quede en forma de rectángulo. Se mete en el horno y se deja hacer alrededor de 12 minutos o hasta que veamos que la masa adquiere un tono amarillito claro. No debe dejarse mucho más tiempo, pues corremos el riesgo de que salga muy seco el bizcocho y no se pueda enrollar.
Cuando haya pasado este tiempo, sacamos la plancha de bizcocho y colocamos sobre un paño limpio y humedecido. Le quitamos el papel vegetal y recortamos un poco los bordes del bizcocho para obtener un rectángulo mejor. Ahora enrollamos con el paño húmedo y dejamos enfriar del todo.
Mientras, preparamos el relleno, para lo cual sólo hay que trocear el jamón y el queso. ((Para la próxima vez, prepararé una salsita de queso con leche para untar en el bizcocho, porque así el relleno quedará más compacto)).
Una vez que tengamos la plancha de bizcocho fría, la desenrollamos y sobre ella colocamos el jamón y queso troceado y encima la mermelada de champiñones. Se enrolla con cuidado el conjunto y se deja en el frigorífico con papel transparente hasta consumir.

48 comentarios:

Toñi (picapusa) dijo...

de verdad que me meo toa leyéndote las descripciones de las bodas, aisss, yo no sé en tu ciudad, aqui donde yo vivo es muy tipico hacer bailar "la pelusa" a todo quisqui, y ya ves tu a ese padrino cuyo botón penúltimo de la camisa parece que vaya a salir disparado y matar a alguien jajaja , bailando la pelusa, pelusa por aqui... pelusa por allá.. muy fuerte.

Esos rollitos, con esa mermelada... es que deben quitar el sentío!!!

Visc a la Cuina dijo...

Pues sí que voy a probar este rollito, tiene que ser divino! Lo que cuentas de las bodas es típico, típico!

manon dijo...

Dice Mar, que está de antojo, que le encantaría probar tus rollitos.

Besos

JUANIC® dijo...

Un bocado exquisito, me lo llevo para cenar, es muy original. Y las bodas... todo un espectaculo, tal cual lo cuentas, como la vida misma. Es pa reirse..
Besitos!!

Filo dijo...

Unnnnn....muy bueno que buena vista tiene, esun plato delicioso, bsssss

Carmen dijo...

Lo que explicas es realmente como la vida misma.
Estos rollitos son de 10.
Besitos

Sonia - L'Exquisit dijo...

Me encanta leerte, ya lo sabes, pero me has dejado prendada con este brazo de gitano!

Un beso,

locasita dijo...

Hola, gitanilla! hacía tiempo que no podía pasar por aquí, ya me he puesto al día de tus recetillas. Este brazo de gitano salado (o de gitanilla, jejeje) me encanta, y tu manera de relatar las bodas familiares, también. Qué bien lo describes todo... un besote, guapa!!!!

Goyi dijo...

Vaya con las historias qué nos cuentas...de alguna manera nos tienes enganchadas...
Aunque para enganche, el de estos rollitos...menudo bocado!!!...riquísimo...
Besitos wapa.

Espe dijo...

pero que delicia de receta.maja..esa mermelada me la voy a ver ahora mismo

Quo dijo...

Qué buenos... que de bodas he visto yo tan del estilo de estas tuyas... incluido el amigo al que dejan una bandeja entera de langostinos, un mantel a modo de babero y diez bestias pardas animandole hasta que no queda ni una patita.... brrr jjjajajajajajaja
besitos

mesilda dijo...

Que resumen mas divertido de la boda,lo has clavado!!!En cuanto al rollito,es un bocado delicioso,esa mermelada le tiene que dar un toque genial.
Besets.

Carol dijo...

Divertidísima la boda, no?
Oye que rico rollito y original mermelada.

Un besito guapi

Su dijo...

Ya el título de la receta invita a deleitarse. Tu presentación no digamos...

La Cucina del Topino dijo...

este rollito tiene una pinta sensacional, y con esa mermelada mmmmmm ñammmmmm!!

Jose dijo...

Sin todo ese protocolo, un bodorrio se queda en na.

Me ha encantado el rollito. Y la mermelada de champiñones tremenda.

Besitos.

stefania dijo...

Bello ricco e gustoso, complimenti ciao

foodtravelandwine dijo...

Que bien describes la boda.....jijiji....en todas partes pasa lo mismo!!....tu rollito....delicioso!!.....Abrazotes, Marcela

wada dijo...

Además de rico original! me había perdido la entrada de la mermelada de champiñones, pero qué de cosas se aprenden..
Besos!

Gema dijo...

Que bueno tiene que estar, me encanta la combinación y la presentación... y también me he reído mucho con las cosas de las bodas. Besitos tocaya!!!

Viena dijo...

Cómo me río Gitanilla, eres única para dar vida a estas crónicas familiares y populares de todo tipo. Yo hace mucho que dejé de ir a bodas y a nocheviejas solo por no tener que agarrarme al "trenecito" y bailar el paquico el chocolatero o cualquiera de esas que mencionas. Me he divertido mucho leyéndote y metiéndome tanto en el relato que no veas.
La receta me parece riquísima, la mermelada de champiñones la tengo que probar, me ha gustado.
Un beso grandote.

Juana dijo...

Gitanilla!!!, pero como haces para contar las cosas tan bien???!!, parece que lo veo!!!...bueniiiisimo!!!.
Y tus rollitos con mermelada tambien"!!
Besitos!

Ague dijo...

Mi niña que boda y que bien nos los has contado,jejjeje¡¡¡¡en casi todas las bodas siempre hay algo que nos recuerda la nuestra,
y esos rollitos tan deliciosos son una gozada y la mermelada ni decirlo,muy original.
Besitos wuapa.

vamosalculete dijo...

jajaja...si ves a la última que yo he ido, banda de gaitas y grupo folklórico incluído...si tengo tiempo pondré alguna foto...jajaja...yo también me lo paso "teta" en las bodas...

Por cierto, me encanta esta receta , justamente estaba pensando en algo muy similar...me llevo la mermelada de setas... ;)

Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

cristina dijo...

unos rollitos de escandalo me an encantado besos wapi

luisa dijo...

que rico te ha quedado , se unos rollitos estupendos. Bss.

Lazy Blog dijo...

Qué bueno y qué original con esa mermelada de champis.

Un beso Gitanilla

fresaypimienta dijo...

Qué rollito tan original y apetitoso, me encanta la receta ;) buen fin de semana

Cavaru dijo...

Me gustan mucho estos rollitos y la mermelada de champiñones genial!!
Feliz fin de semana
Un besazo guapa

Cris dijo...

Es muy divertido leerte y la receta, para chuparse los dedos!
Cariños y buen fin de semana!

kisa dijo...

Me ha soprendido mucho tu receta y me la guardo en favoritos haber si me sale como a ti de bien , con tu permiso me quedo de seguidora
Mil besosssss

Olga dijo...

Qué historias, chiquilla.
Este brazo ideal si viene alguien, se deja preparado y se caliente un poco y voilà listo para sacar y sorprender a los invitados.
Me guardo la idea.
El toque mermelada genial.
Un saludin
Olga

silvia dijo...

Me gusta,me gusta y me requetegusta y es una buenísima idea para la noche de fín de año,registrada en mi memoria.

Un besazo reguapaaaa!!

antonia dijo...

ohh... menuda receta, la mermelada de champiñones me ha impactado, no la conocía ¡muy bien!
besos

dfs dijo...

Hola Gitanilla!
Ni se te ocurra cerrar el blog!
Peléalo con uña y dientes y, al final, GANA!

Claudia Varleta dijo...

Que interesante rollo, que buena combinación de sabores. Saludos

MªJosé dijo...

Hola guapa menos mal que se puede acceder al blog, decía qeu se había eliminado, no se si era el bloguer o es que daba error algo, pero no nos dejaba entrar.
bueno ya te vemos guapa, ahora a comentar y deleitarnos con las recetas.
Estos rollitos te han quedado muy apetecibles.
besos preciosa

Blocita dijo...

Gema, que onda con tu blog? yo creìa que estabas cambiando el dominio o algo. Por cierto, recibiste mi email? espero todo bien y nos contìnues a deleitar con tus anècdotas!

Laura (Recetas Trucos y Tips) dijo...

esos rollitos tienen muy buena pinta :)

yo también preparé hace semanas mermelada de setas (en concreto de rebozuelos):

http://recetastrucosytips.blogspot.com/2010/10/mermelada-de-rebozuelos-o-cantarelas.html

saludos :)

Kako dijo...

Me encantó toda la receta, pero por sobre todo esa mermelada de champiñones, me encanta la cocina no tradicional :).
BEsos.

Gloria dijo...

Casi se me escapa esta maravilla de receta. Me gusta, me gusta mucho. Y del relato que decirte, si ya sabes que eres mi autora favorita jeje.
Un besazo guapa.

andrea a dijo...

Este relato me ha llevado a una profunda depresión. Qué horror de boda. Qué espanto. Propia de esta víspera de santos inocentes.
Pero la receta genial!

Ly dijo...

Eres la bomba!! como me he reído.
El palto una delicia, me encantan estas mezclas dulce salado.
bss

Nati dijo...

Hace un porrón de tiempo que no voy a una boda, en concreto la última fue la mia las "bodas de plata" jajaja. Me lo pasé genial jajaja.
Estos rollitos me los apunto para mi próximo aniversario jajaja. Un besazo.

Carol dijo...

Hola guapi!! Oye he hecho los rollitos y me han quedado buenísimos!!!

Muchas gracias por la receta!!

Un besazo!

silvia dijo...

Todo bien mi Gitanilla??...que te echo de menos...espero que tu ausencia sea sólo por cosas buenas ;))

UN besote y cuídate

jirbanaso dijo...

buenísimas, la receta y la historia, las dos con tu sello original de siempre. tomo nota de la receta, que encima lleva mi queso preferido. un besito desde canarias.

Muñekita CaT dijo...

Hola!
Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

Saludoss!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails