jueves, 23 de septiembre de 2010

Sandwich de helado de vainilla y oatmeal cookies





Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Septiembre nos invita a preparar un Helado Casero.

Uno no puede fiarse de su padres, bueno una en mi caso, porque no se puede ir por ahí pensando que eres divina, la más guapa, la más alegre, la más..., la más... Sí, porque desde el mismo momento en que comienzas a hacerte una mujer hecha y derecha, sólo escuchas a tus padres hablar de ti, en términos como: ¡ayyy si yo tuviera veinte años ahora! o eso de "mi hija iba, buenooooo, ¡la más guapa de todas!". Y es que como dice mi don, muy educado él, a un padre no le huelen las ventosidades de sus hijos y esto diciéndolo finamente claro.
Total que durante la adolescencia te crees una diva con sus nuevas formas, descubriendo el armario de su madre, o el de su hermana mayor en el mejor de los casos, junto al maquillaje y esos tacones infernales. Todo te sienta descomunal, has nacido para ir a la última y lo tuyo es, sin duda, la moda. Así eres capaz de ponerte dos moratones como ojos dando rienda suelta al morado chillón años 90 que tu madre esconde con vergüenza de sí misma en el rincón más recóndito del cuarto de baño y plantarte la chupa de cuero negro más in junto con los tacones de salón de punta dorada que la señora lleva usando toda la vida. Te observas en el espejo enorme de la habitación parental, masticando chicle y admiras la nueva Madona que ha nacido en ti. Espléndida, divina,... ¡de muerte lenta vamos!
Apareces en el salón y tu padre te mira sin saber si salir a la cocina a por un mazo para darle a la ladrona o si gritar como en Scream, mientras habla por teléfono. Tu madre ni parpadea, bueno sí, sólo con un ojo, se ha quedado pálida del susto y temblorosa, tanto que te dan ganas de preguntarle ¿mamá tu qué te has tomado? o mejor aún ¿qué? ¿voy guapa eeein?
Sí, sí, porque todos hemos tenido un pasado oscuro o ciertamente tenebroso, donde las botas militares o los pantalones bien rotos y las chupas de cuero suponían el mejor de los atuendos. Yo lo tenía bien claro, hiciera lo que hiciera, siempre en mi casa iba a ser la más guapa de todas, la más fina y la más elegante, así que con este porte por qué no experimentar ir a la última.

Menos mal que con el paso de los años te redescubres, aparece la mujer que hay en ti y vas cogiendo tu estilo. De los tonos fluorescentes pasamos a los colores más cálidos, a los rojos bermellón y los azules menos eléctricos, los taconazos sólo para domingos y fiestas de guardar y la combinación minifaldera y escotazo la abandonamos en el apartado 'nunca más' de nuestro cerebro. Ahora, ese sentimiento de egocentrismo creado desde nuestra juventud no nos abandona, así que si se nos plantea una sesión de fotos con profesionales, pues la que os habla se apunta, porque los flashes siempre me han fascinado y que capten mi mejor yo más aún, será ese photoshop tan milagroso...
De esta manera, cuando  me dijeron en la agencia que necesitaban extras para las fotos, yo me ofrecí voluntaria. Yo, tan digna con mi pantalón raído y mis pelos y allí, frente a mí, dos cacho modelos, largas como ellas solas, una cabeza y media que me sacaban y con el primer cambio de ropa, vamos guapas hasta caer para atrás. Pero bueno si esto hubiera quedado entre mujeres, ni tan mal, pero claro, no podía ser así, por lo que cinco minutos después de mi llegada a la casa veo pasar por mi lado al "hombre", el superchico, el modelazo im-presionante que iba a protagonizar las fotos. Ahora sí que me salió de los labios: "¡Ohh Dios mío!" Los ojos como chiribitas y un hipo repentino que me entró...
Ahora llegaba mi turno, mi cambio de ropa, un vestido rosa fucsia y, literalmente, como una niña con zapatos nuevos, iba la mar de feliz a disfrazarme como una cenicienta por unos instantes. Me coloco el vestido y "¿esto por dónde narices se mete? ¿Tres forros? Ayyy así no, pero así tampoco, bueno yo salgo así y ya está... Eh, pero faltan los zapatos, ¡ahhhh qué bonitos, pero pufff ¡Josuuuu que alta soy ya! Ehhh ahora entiendo a esas modelos, jejeje ¡madre mía, qué tacón! ¡Oh, oh, oh, yo con esto no sé andar!".
Y salí de la habitación con un vestido a medio poner, que el maquillador nada más verme aparecer puso el gesto en la cara de "pobrecita" y venga a recolocarme tirantitos para arriba, etiqueta hacia adentro, no paro hasta verme dispuesta en lo que pudo, porque nada más comenzar a andar se dio por vencido; era la perfecta personificación de un pato desfasado, porque lo de mareado se quedaría muy corto. Eso sí, en mi vida me vería otra vez vestida con tanto glamour y lujo, como mientras hacia de extra con mi primer cambio de ropa.
El segundo cambio lo lleve mejor, sin embargo los impedimentos surgieron nada más aparecer en el salón, cuando el fotógrafo me suelta: "Gema tú súbete al sillón y baila encima con el pelo despeinado". Lo miré incrédula, ya que con esa orden o me clavaba en el sillón o me dislocaba el tobillo en alguna caída asegurada. Pero, iba en serio, así que agarre a Jose, otro extra simpatiquísimo y le solté:
- Tú no me sueltes que me estampó con los dientes en el suelo.
El chico se descojonaba con mi situación con un abrigo de piel blanco y unos Manolo Blanik rojos a punto de agujerear un sofá que a saber el precio que tenía, si la casa era de tales características. Eso sí, a mí me habían mandado bailar y ahí estaba dándolo todo, con caída hacia atrás, con otro hacia adelante, vamos una Paris Hilton despatarrada... Por eso, aunque el fotógrafo alabó mis peripecias para hacer equilibrios, yo me planteé eso de fiarme de mis padres lo justito, que verás cuando les diga que salgo de extra en la moda de la revista lo que me van a decir: "¿Síii? ¿Cuándo? ¿Dónde? Pues a ver si las traes para enseñarlas a todos y ¡que vean lo guapa que estás!"

La receta de hoy un riquísimo helado. Lo saqué de la revista Lecturas y sale tan delicioso que se acaba en un periquete, así que si es para más de cuatro personas, recomiendo doblar las cantidades. Este helado de vainilla lo acompañé de las Oatmeal Cookies (pincha aquí para ver la receta) y combinan a la perfección. Además con esta presentación sorprendes a tus comensales con un postre 10.


Sandwich de helado de vainilla y oatmeal cookies
Ingredientes
400 ml de leche entera
200 ml de nata líquida para montar
5 yemas de huevo
125 gr de azúcar
1 vaina de vainilla
1 cucharadita de té de esencia de vainilla (esto se lo añadí yo)
Oatmeals cookies para formar los sandwichs de helado de vainilla

Poner la leche a calentar con el azúcar. Abrir la vaina de vainilla por la mitad, rascar las semillas y echarlas a la leche, también la vaina abierta y llevar a ebullición. En este momento retiramos del fuego y dejamos que se temple la leche con la vaina dentro, de modo que se infusionen ambos durante media hora como mínimo.
Cuando este frío, batimos las yemas en un bowl y las vamos volcando haciendo un hilillo sin dejar de remover la leche muy rápidamente con una cuchara de madera. De esta forma, evitaremos que cuajen las yemas.
Volvemos a calentar la preparación a fuego muy lento, removiendo constantemente hasta que espese como una crema. Ahora, se retira del fuego y se incorpora la nata moviendo hasta integrar todo el conjunto. Una vez listo, lo colocamos en un recipiente y dejamos enfriar en el frigorífico mínimo tres horas.
Finalmente introducimos el helado en el congelador y a la hora lo sacamos para removerlo y quitar todos los cristales que puedan haber salido. Este procedimiento lo repetiremos durante las tres horas siguientes cada media hora y así conseguiremos que nuestro helado de vainilla tenga una consistencia cremosa. Ahora sólo queda dejar que congele del todo la mezcla. A la hora de servir de postre, hemos de sacarlo veinte minutos antes del congelador para poder tomarlo.

46 comentarios:

Belén - Cocinar para dos dijo...

Te ha quedado impresionante!! Buenísima idea hacerlo en sandwich con esas deliciosas galletas! :D

Besote!

Puchereta dijo...

Que recuerdos mientras leia tu relato, hace unos días mis hijas no se como encontraron una de esas fotos que mejor quemar, de los años locos y desenfadados que una tuvo en su momento, con el pelo cardao, los morros rojos y un vestido indescriptible, ¡que horror!, se jartaron a reirse un buen rato pero lo peor de todo es que se han guardado la foto, las muy traidoras, para utilizarla en caso necesario, dicen.
Ultimamente no suelo comentar en los blogs que sigo porque a penas tengo tiempo pero no he podido pasar por el tuyo sin dejarte un comentario.
El helado y las galletas de muerte.
Besote

kanela y Limón dijo...

Que bueno el helado con galletas. Me recuerda a mi infancia cuando lo metía entre dos galletas maría así que ya me imagino lo bueno que puede estar con esas. Espléndido.
Un besiño.

Claudia Varleta dijo...

Que rico postre: galletas con helado. Este veranito que viene me he propuesto preparar más helado ya que me encantan. Saludos

Donibaneko dijo...

JAJAJAjajajaja!!! Ostras niña lo que no te pase a ti... que graciaque pena de agujerico para poder verte bailando.

Las galletas con helado geniales!!! me gusta la idea y una monada de fotos!!
Un besito guapa

foodtravelandwine dijo...

Jajajaja....como me haces reir!!.....es que no se cual es mejor....esta historia....o la de tu mami con los tupper.....el helado buenisimo.....pero tus historias....geniales!!.......Abrazotes, Marcela

Tengo un horno y sé cómo usarlo dijo...

Qué rico el sandwich heladito!
Te ha quedado genial.
Besos

Jose dijo...

No se si me gustan más tus historias o tus recetas. Creo que esta vez me quedo con ese sandwich helado. No es que escribas mal, es que yo soy un glotoncete.

Besitos y buen finde.

cristina dijo...

que original sanwich me llevo uno besos wapa

Sonia - L'Exquisit dijo...

jajaja....me encantan tus preambulos en las recetas...yo tb he tenido un pasado oscuro!!! y oye, yo quiero una copia escaneada de esa revista en la q sales, q aqui no puedo comprar prensa española...

otra cosa, escribeme a blogexquisit@yahoo.es, q he visto q ya no tienes luz para hacer fotos, a ver si te doy un par de ideas...

Besotes,

Itzi dijo...

Supercocinera y supermodelo.
Nena, tú eres la estrella :)

Muak.

Carmen dijo...

Ufffff pero que cosa tan buenaaaa!!!
Esto sí que está de pasarela, una gran pasarela ponía yo que llegara hasta mi boca, ji,ji,ji.
Besitos

Carmen dijo...

Aquí estoy de nuevo, he estado buscando tu e-mail, pero no lo veo, tengo unas direcciones donde dan unos trucos para hacer fotos, si quieres te las envío. Ya me dirás.
Besitos

Viena dijo...

Gitanilla o sea, que además de escribir bien, eres guapa y estás buena como para modelo???? Eh, lo tuyo es un poco de abuso en el reparto del Señor que diríamos en mi tierra ¿no? jajaja. Me ha encantado y me gustaría verte, anda porfa, tráenos unas fotos cuando esté la revista lista.
Me ha encantado la idea de meter entre dos galletas el helado, yo a veces lo he hecho, pero así para mi y como glotonería inconfesable, pero están de muerte, ya lo creo.
Un besazo.

Espe dijo...

la presentacion muy original y el bocado...que bueno,por diosssss

antonia dijo...

me encantan tus historias, me río un montón, de verdad, ah! también me ha encantado este modo de tomar el helado de vainilla!
besos

Marta dijo...

Te ha quedado de lujo la receta, es un postre "de domingo".
Besitos

Beatriz dijo...

Andá qué buena idea!!! me encanta!!!!

Besos

wada dijo...

Pero niñaaaa!! que sandwichs más ricos preparas, me invitas a merendar...??
Besos y buen finde!

ANA dijo...

Buena idea.Del típico corte de helado, en versión casera.

Besos y feliz finde!
Ana de: 5 sentidos en la cocina

Juana dijo...

Gitanilla, no he podido llegar antes...he estado desconectada casi un dia...casi no me dá un infarto!, pero llego y me encuentro esta entrada....Pero que bueno!!!!, yo tambien he evolucionado,pero te aseguro que he tenído esos momentos!, mi madre me decía....ya te has puesto guapa?, era claramente una ironía!,y yo con mis hojos pintados de negro, mis labios rojos despintaos, mi cara empolvada y con la ropa negra arastrando allá que me iba!...bueno, sigo vistiendo de negro.
Por cierto, me enrollo, y me olvido!. tu helado es de lujo, lujo!
Besos

Juana dijo...

Hojos?, estoy tonta!....ojos
Eso me pasa por escribir a toda pastilla

MªJosé dijo...

mneudo helado y con unas cookies genial, que buenasssss.
besitoss guaapaaa
beun fiende

Fimère dijo...

des sandwichs bien gourmands!!! qui peut résister
bonne soirée

Empar dijo...

¿No nacerías tú en una noche, del paso de algún cometa? porque lo tuyo ya es por demás... y puedes dar gracias por haber sido vendecida con unos cuantos dones. Je jeje.
Igual eres una artista en la cocina, que dominas la pluma y verborrea, sino que además ahora también el mundo de las poses.
Bendita seas! je jeje.
Por cierto me encanta ese helado y con las galletitas pues el doble.
Un beso.

Visc a la Cuina dijo...

Una idea divina, y el resultado, una hermosura!

Mandarina dijo...

¡estamos como para empezar una dieta! jejejej
hay un dicho que dice "sarna con gusto no pica". Ergo, si es rico vamos a comerlo sin culpas. :)

HELENA dijo...

Una receta muy rica..la mezcla genial.
Saludetes

Ranger dijo...

Uuummmmm, que rico, con lo que me gustan los helados de vainilla.
Gema, ya nos dirás la revista en la que sales o nos pones las fotos, me has dejado intrigada, debes tener un tipazo para que te cojan aunque sea de extra, eh? En tu caso vas a tener que creer un poquito a tus padres, jeje.
Un besazo guapetona.

Irene dijo...

Anda, que vaya fragados en los que te metes! Eso sí, seguro que te lo pasaste pipa, y eso es lo que importa!
El helado tiene una pinta tremenda, como las galletas son de avena, el conjuto es de régimen, no???? :)

Olga dijo...

Podrías escribir un libro con tanta aventura; no te aburrirás.
Un helado de rechupete, aunque hace un poco de friski.
Como siempre una presentación de 11.
Un saludin
Olga

Belén y Bego dijo...

Una receta muy rica. Ya por sí solo cada una de las recetas son estupendas, combinando galletas y helado el resultado es ESPECTACULAR!! Me llevo un sandwich!!
Bsos

Sara dijo...

Ay nena, ay nena por dios, si yo sabía que tú y yo teníamos algo en común, dios, si es que lo sabia, lo sabia... pos na... que yo... también, también Gema, eso, que yo era..mo - de - lo, lo has entendio? un tiempecito y es que... la que nace mona...jajajaja mira nena, me estoy meando de la risa entre lo que acabo de leer lo que te estoy contando que es autenticamente verdadero, me meo... el día de la prueba, pa echarme o pa contratarme me dice el tio" oye nena, haz el favor de no mover tanto la colita" y yo, "perdón" ? el tio "pues que dejes de menear tanto el culo joer" " casi me caigo...de culo!
jajajaja el helado pa cuando me quede como en aquellos tiempos, total, si hace dos días y medio...jajajajaja

maria elena dijo...

Ese bocadillito me lo tomaba yo ahora mismo,ja,ja...que rico!!
Bss.

Amanda dijo...

Suerte guapis.
La historia total. Ay que ver las pintas que lleva una de joven.
Jjjjj...
EL helado muy rico.
Besotes.

NENALINDA dijo...

Hola pesiosaaaaaa por fin me he puesto al dia con las cosas ricas que has exo mientras he estado de vaciones .
Guenooooooo este sandiwch de vainilla con esas oadmeal cookies se ve delicioso ummmmm.
Las magdalenas de limon ,el pan de nata emxicano,las cookies de melocoton,el sorbete de mango ,la pipirrana de tu bisabuelo,la mussaca griega , el chile estrella solitaria,la tarta de higos con jamon y queso de cabra,la ensalada de lentejas en fins que me gusta toooooo.
Me alegra poder volver a leerte de nuevo ,me encanta como nos cuentas las cosas.
Me voy a preparar la comida ya volvere otro ratin para terminar de ponerme al dia.
Bicos mil wapa.

*Eva* dijo...

esto está tan bueno que tiene que ser pecado!
bs!

mesilda dijo...

Ahora mismo,me comia un par de tus sandwichs,y me quedaba en la gloria....que buenos!La historia muy divertida,eres tremenda.
Besets.

Hilda dijo...

Te has planteado escribir un libro ??? jajaja, bueno aunque este blog ya es casi casi un libro del que somos privilegiados lectores.
Besinos

Kako dijo...

Gitanilla, que helados más coquetos!!!
Besos.

María dijo...

me encanta tu presentación, un postre para triunfar. lo de hacer helado creo que de momento quedará pendiente, pero esas galletas, que ricas, caerán pronto.
Últimamente ando yo justita de tiempo, pero es un gusto leer tus intros, escribes muy bien, y siempre termina uno con una sonrisa. Y a disfrutar de esos momentos princesa que se nos presentan, que la verdad, cuando una se arregla un poquito, la cosa cambia, aunque se note que eso del taconazo no es lo nuestro, y termina una con un dolor de pies....pero ya lo dice un refrán de mi tierra "para campar hai que rabear" jejeje. bicos
Por cierto, las fotos, una chulada.

Laura (Recetas Trucos y Tips) dijo...

menuda tentación!

lo tuyo es dedicación con las entradas que cuelgas :)

me ha encantado, pura delicia!

leticia dijo...

Pero qué bien te han quedado una combinación muy buena!!
Saludos,

Clemenvilla dijo...

Nada mejor que saborear tu helado con galletas y leer tu relato para pasar un rato 10. Bueno el helado no lo he podido probar, pero por lo menos el relato lo he leído y disfrutado.
Un besito

Ana - El dia mas dulce dijo...

Acabo de llegar atu cocina y me ha enamorado, me has echo reir,... La receta ya ni te la comento, pero que sepas que me apunto estos sandwich de helado casero.
Un beso

Konfusión - Vanessa Bellido dijo...

Ke original!! Me encanta!!!....Ya sé lo ke voy a merendar el sábado!!!!

Por cierto, muchas, muchas gracias por tu mensaje, me ha hecho mucha ilusión....yo tb me hecho seguidora, no me kiero perder naaadaaa!!

Muchos besos guapetona!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails