jueves, 15 de julio de 2010

Pastelitos de cereza y almendra



Yo conocí a un pulpo inglés llamado John, ahora que si queréis le rebautizo como Paul, Pablito en términos españoles. Andaba yo por la verde Inglaterra "practicando" mi inglés. Había colado la idea esa de que para aprender este idioma tan afamado y necesitado lo más adecuado era coger maletas en mano y con un avión atravesar el continente. Mi madre, no muy dada a las distancias, me miró desconfiada, pero mi padre aplaudió mi decisión, ahora bien claro me dejó eso de que mi obligación era una: estudiar; no se me ocurriera distraerme con algún que otro rubito, de piel clara y ojos azulones... A esto, mi madre asentía, algo descontrolada por detrás; la sola idea de mi disloque adolescente no le parecía nada disparatada, todo lo contrario, yo creo que ya me imaginaba llamando a casa para darle la fatal noticia de que mi estancia en UK se prolongaba indefinidamente.
Un poco exagerado, si se tiene en cuenta de que tan sólo iba para 6 semanas, ahora sí, con una de mis mejores amigas; imprevisible como ella sola, dispuesta y voluntariosa como ninguna, con sólo una palabra consigue lo que desea. De inocente María, que así es como se hace llamar, no tiene ni un pelo, de modo que se unió a la cabezona, la intuitiva-perspicaz y, sobre todo, reivindicativa, de su amiga, es decir, yo. Un cóctel explosivo, que no pretendía dejar títere con cabeza en el lejano Londres, donde íbamos explícitamente a disfrutar.

Ninguna noche faltábamos a nuestra cita con la fiesta. Engalanadas hasta arriba las dos chicas acompañadas de algunos de nuestros compis de la casa visitábamos los sitios de moda, pero nuestro preferido: Walkabout, donde se montaban unas fiestas de escándalo, siempre repleta de españoles. ¡Ayy mamá y papá si yo lo que buscaba eran morenos! Mira que me gusta meter la burra de culo... Porque vamos a ver ¿para qué narices me voy a Londres a ligar con españoles? Pues sí, yo me iba para la barra y mi mirada rápida no se aposentaba en los de pelo clarito o castañito, nooo, se iba al de pelo bien negro, morenazo de pura raza, rasgos bien marcados, espaldas anchas, cintura (y donde acaba...) bien esculpida, ¿para qué me voy a quedar corta?
Sin embargo, he de reconocer que uno me engaño soberanamente. He ahí un chico alto, moreno, cuerpo diez, de perfil "atracativamente" perfecto. Mi visión no desea separarse más de él, cuando mi amiga, muy decidida ella, por cierto, me lanza con un fuerte empujón hacia esa figura que me atraía. Yo con mi español más andaluz y suponiendo que el querido es español comienzo disculpándome en mi lengua natal. Él con unos ojos azules intensos pronuncia un inglés inmaculado para decirme que no le importa mi empujón y que me invita a lo que desee.
Por supuesto, acepté esa invitación, la siguiente, junto a una presentación de amigos, un bailoteo y un "besillo despistao", que en mi tierra se llama así a los que se dan justo cerca de la comisura del labio pero que no llega a nada más. Cierto parecido al "quiero, pero no puedo" con el que el tío se mosquea o se queda con unas ganas locas de otro. Más de ahí nada, que mi padre me tiene muy bien enseñada y sus lecciones predican que el sexo masculino por la noche son lobos con piel de cordero, así que si lo dice él, más transparente que el agua pura ha de ser y yo a Misa que voy, puesto que en su juventud mi figura paternal no se vestía de lobo, sino de tigre.
Así que tan bien educada que estoy y algo ingenua, porque eso de inocente o cándida mejor para otros, le dejé con mi número para la mañana siguiente ir al zoo, ¿al zoo? Pues sí, ahí me quería llevar el chico, yo creo que se le quedó clavaito que yo era española de la antigua usanza, de las de la falda a los tobillos y rosario en mano, con mi virgencita en el pecho, por lo que el hombre se volvió modosito y perfeccionó sus aires lobos para transformarse en el bueno de raya al lado, pelo engominado, gafitas de pasta y polo, eso sí, con su cruz bien marcada desde la comunión en el pecho.

A mí todo esto de quedar con él me venía de perlas, ¡cerca cuatro horas de conversación en inglés y sin pagar ni un duro! Eso sí, sólo me venía a la cabeza mi madre: "Gema, que los de por allí son de otro estilo. Muy buenas personas, yo no lo niego, pero les falta el arraigo, la sangre, el ímpetu"... ¡Puff! Y yo supongo que eso como todo, unos ingleses más y otros menos, pero una se fía de su madre y a ella sí que la veía rosario en mano, misterio para arriba, misterio para abajo, con tal de que no me enamorara del inglesito de ojos claros, porque de rubio, nada de nada.
Total que el inglés se volvió el hombre más caballeroso, educado y atento. Me invitó a todo lo que quedaba de su mano y llena de halagos me cortejó sin descanso durante todo el recorrido de nuestra visita zoológica. Intentos de "arrimamientos", por supuesto.
"Qué entusiasmo tiene este hombre por los camellos. Ahora parece que lo quiere acariciar. ¿Yo? ¿Qué me acerque? ¡Pues no anda éste flipado si piensa que va a conseguir que lo toque! ¡Con la peste que huele! Oye, oye, sshhhhh, no me agarres, que ya me muevo yo sola. ¡Ay que ver que cosa de lo más fea! ¡Qué lengua! ¡Ehhhhh!".
Ahí estaba el amigo aprovechando mi curiosidad para acortar distancias hacia mi boca. Se lanzó, vaya que sí lo hizo, pero claro, yo más espabilada que nadie y con más tensión que Del Bosque en el banquillo, ya me lo veía venir, así que con un movimiento fugaz dejé al individuo a la altura del camello, face to face, ojos saltones frente a ojos azulones, tan bien le cayó al amigo animal que con un lengüetazo intentó alcanzarle. Mi inglés sin perder la compostura se recompuso y ya no volvió a las andadas.
Y así llegamos al final de nuestra visita. Despedida en el metro de Candem Town, otro beso despistado por mi parte, cuando sin comerlo ni beberlo, me agarra cuán Mister Casillas y me marca un morreo. Pero ¡eh! Más quisiera nuestro amigo ser el portero de nuestra selección que a mí me entró de todo menos ganas de repetirlo. Mi principito convertido en rana, porque yo no entiendo dónde le enseñarían a dar besos a este hombre, pero hasta el fondo de los fondos uno nunca debe llegar... En fin, yo creo que me entendéis.

Mi inglés se quedó con la curiosidad de verme más, así que dispuesto en cuerpo y alma a su reencuentro conmigo convenció a un amigo y con sus mejores galas volvió a Walkabout esa misma noche. Nosotras no faltamos a nuestra cita de miércoles de fiesta española en esta discoteca y nada más entrar divisamos el panorama: apollados en la esquina de la entrada dos ingleses emperifollados con camisa de concierto de David Bisbal, pantalones de rayas claritos bien apretaditos, para marcar bien las posaderas y lo que no son éstas, pelo de pajaro loco y dos o tres copas de más. Mi amiga oteó el ambiente y se agarró a un italiano bien guapo que pasaba por nuestro lado, eso sí, jurando y perjurando que no me dejaría sola ni un segundo.
Se me acerca el amigo. Palabreo, olor a "whiskazo", mirada azulgrana y agarrón por la cintura. Me separo. Mirada perdida, sonrisa, retirada del amigo, segundo agarrón y manotazo mío en la mano. "¡Éste se ha creido que esto es jauja!" A mí que ni me gustaba, menos así, y que lo que quiero es pasármelo bien, busco a mi amiga, cuando la veo bailoteando con el italiano.
El inglés no cesa en su empeño y retoma su intento ahora más concienzudamente, pues acerca la cara. Yo que veo donde va directo me giro totalmente para desplazarme a la izquierda. El hombre que no controla, se ha disparado en su movimiento y ahí que va: "Pero hombre no te caigas, que yo no puedo contigo, ¡no te caigas!, nooooo tee...". Plofff
- Eeeee, (en inglés) ¿estás bien?
- Yea, eh, yea, eh mmmmmmuuua
- Hijo ¡quita levanta!
Se levanta y con el manoseo que comienza. Yo más que harta, hasta los mismisimos cielos, donde mi madre estaba rezando, empiezo:
- ¡Pulpo! ¡Qué eres un pulpo! ¡Yo're a octopus! ¡Octopus!
Y salí corriendo, pidiendo a mi madre que rezara ahora para que no me persiguiera esa noche. vaya que iba a perder yo más tiempo con un pulpo como éste, si por lo menos vaticinará algo...

Con esta entrada vuelvo al mundo blogero después de siete días que parecen una barbaridad. Perdonadme que no he tenido mucho tiempo de visitaros, ni de publicar nada, la falta de tiempo y también un poquito la salud. Pero ahora sí os dejo por aquí otra delicia para el paladar y la promesa de reencontrarme con vosotras ¡ya!


Pastelitos de cereza y almendra (10 pastelitos)
150 gr de cerezas pesadas sin hueso (Cerezas del Jerte)
80 gr de almendra molida
80 gr de harina
125 gr de azúcar
1/2 yogur natural
100 gr de leche
50 gr de aceite de girasol
2 huevos
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de esencia de almendra
2 sobrecitos de El Tigre (los que vienen unidos)

Separamos las yemas de las claras. Las yemas las mezclamos con el azúcar, la leche y el yogur y batimos hasta que quede espumoso todo. A continuación se añade el girasol y la esencia y se sigue mezclando. También, la harina tamizada, la almendra, junto con el bicarbonato y los sobrecitos de El tigre.
Ahora con las barillas de la batidora montamos las claras y se añade a lo anterior con movimientos envolventes.
Precalentamos el horno a 180º. Por último se trocean las cerezas y se añade despacio a toda la masa. Se coloca ésta en recipientes de magdalena y se mete en el horno durante 25 minutos más o menos o hasta que veamos que el pastelito ha cogido un color dorado. ¡Listos!

** Sugerencia: si no queréis que se os salga la mezcla de los pastelitos en los envases de magdalenta, podéis colocarlos dentro de los moldes de magdalenas rígidos que venden y así os saldrán perfectos.

Con esta receta quiero participar en el concurso de Cerezas del Jerte del Futuro blogero, que está organizando en su blog Lazy Blog. Si no conocéis su blog, ya os estáis perdiendo un recetario impresionante y una sugerencia de platos riquísimos, ninguno tiene desperdicio, así que ¡a visitarlo!

39 comentarios:

Cavaru dijo...

¡Hola preciosa!Espero que los problemillas de salud se hayan resuelto.
Los pastelitos te han quedado geniales,suerte en el concurso!
Menudo pulpo tu amigo el inglés,jajaja!!

Un beso

Jose dijo...

Buenísimos esos pastelitos. Un par de ellos y un vasito de leche caliente y mañana como nueva. El pulpo. a feira, que es como está rico.

Silvia dijo...

Sensacionales, riquísimos y con unos ingredientes del 10.

Besos.

Eva dijo...

Vaya con el pulpoman, pocos manotazos le diste!!
Los pastelitos riquisimos!! suerte en el concurso!!

Belén y Bego dijo...

Sensacionales estos pastelitos!! Suerte en el concurso.
Bsos

Donibaneko dijo...

jajajajaja ya te imagino, si al principio te gustaba poco al final ya te da un askazo0o!!! jejeje estos giris se piensan que las Españolitas somos tan calientes ...que ellos resultan tan ordinarios..!!!.
Chulos los pastelitos me gustan esos resultados ... Mucha suerte en el concurso guapetona!!!

Belén - Cocinar para dos dijo...

Hola guapa! Espero que estés mejor! :D

Me encanta la receta!!

Y hazme caso: los pulpos.... gallegos!!! :D Besote!

MªJosé dijo...

Espero que te encuentres mejor, cuidate guapa.
Estos muffins te han quedado estupendoss, que ricura.
Espero que tengas mucha suerte guapa
besosssss

Hilmar dijo...

Estos pastelillos tienen una pinta exquisita. Espero que te encuentres bien.
un besito, y suerte en el concurso,

Noelia Jiménez dijo...

¡Hola! Te quiero invitar a un concurso en mi blog, pero no tengo tu mail, así que... ¡ahí va la invitación!

¡Hola a tod@s!

Para celebrar las vacaciones, os invito a un concurso en mi blog, con el que podéis conseguir un pack antiarrugas de Carla Bulgaria Roses Beauty, valorado en 56 euros.

Más info aquí: http://njimenez79.blogspot.com/2010/07/nuestro-primer-concurso-via-carla.html

¡¡Os espero!!

Ah, y si los chicos pensáis que esto no es para vosotros... ¡os equivocáis! Siempre será un regalo muy, pero que muy apreciado.

¡Besos!

Carmen (Dulces bocados) dijo...

Cuantas histórias pulperas hay en UK!!!!

Los pastelitos de cereza me han encantado, muy ricossssss

Besitos

Amanda dijo...

Jajaja..qué bueno! Lo de you´re octopus" se sale.
Riquisimos estos pastelitos.
Besitos.

El futuro bloguero dijo...

Muchas gracias por tu particpación Gitanilla, y por contarnos la historia del Pulpoman, a quien le podrían caer "las del pulpo" jajaja.

Me gustan esos pastelitos, muy buena pinta, y te deseo mucha suerte para el concurso.

un beso grande y gracias por la receta.

Espe dijo...

que ricos con esa combinaicon de ingredientes: genial

María dijo...

Me parto contigo, te pongo vos y todo y me mondo! Octopus!!! Pues si que te manejabas bien con el inglés jajajaja me pasa eso a mi y me salen todos los tacos españoles pero con el You`re por delante por supuesto. JAJAJAJAJAJA!!Los pastelitos se ven de lujo. Un besazo

cristina dijo...

que ricos pastelitos wapa me comeria uno ahora mismo un beso

vamosalculete dijo...

¡Niña! ¿Qué te ha pasado?...Espero que realmente te encuentres bien, aunque pienso que así puesto que la entrada de hoy se ve muy animada-pulpo incluído-

Esta receta me viene muy bien hoy, por aquí ha amanecido un poco fresquito y muy nublado, por lo tanto se presenta una tarde ideal para hacerlos y, como no, comerlos...

Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

Caldebarcos dijo...

QUe buenos niña!!! De buena gana me zampa un par en este momento, menos mal que todavía no se puede por internete.
Biquiños

leticia dijo...

Pero qué ricos!sabes yo también tengo esas capsulas de capcakes son muy monas! por cierto con cerezas denen estar deliciosos, asi que aprovecharemos ahora que estamos en fecha!.
Un abrazo.

Fimère dijo...

ils doivent être un bonheur en bouche
parfumés et goûteux on ne peut que succomber
bonne journée

Mer dijo...

Me ha hecho gracia el rabillo de las cerezas asomando... Que tengas mucha suerte en el concurso!!!

Alanda dijo...

Unos pastelitos deliciosos, muy originales con la cereza dentro.Espero que ya estés mejor y suerte en el concurso.Un beso

Kako dijo...

Se ven muy ricos, aunque desconozco los sobrecitos del tigre.
Un besito.

La Cucina del Topino dijo...

Hola!! espero que estès mejor y mucho ànimo, que sea lo que sea pasarà! estàn de lujo estos pastelitos!! Besos

Pilar - Lechuza dijo...

Como dijo Belén "los pulpos, mejor gallegos"ja,ja.
Sensacionales estos pastelitos. Se ven super jugosos y apetecibles.
un biquiño

Cuinera dijo...

Mmm que pastelitos más ricos! y que pulpo mas pulpo! cachis en la mar, que además de pulpo era sordo o no pillaba las directas jajaj

Un beso reina!

A SABOR DE HOGAR dijo...

Ya me parecía a mí que anoche no quedó publicado el comentarío, a ciertas horas es mejor irse a descansar....bueno, a lo que venía....una idea estupenda estos pastelitos, con esos ingredientes tienen que estar de lujo.....besitos

BlueLady dijo...

Y yo que pensaba que "pa" pulpos los españoles jajaja... ainsssss qué cosas mareeee. Bueno a lo que iba que me enrollo. Los pastelillos, una combinación perfecta. Espero que tengas suerte; por mi ya tienes premio. Besitos.

capisi dijo...

Mammamiaaaa que ricuraaa, me llevo dos, gracias, un beso.

Sara dijo...

Vaya historia nena... con esos pastelitos te llevaras el premio...ya verás, un besote gordo.

NENALINDA dijo...

Ummmmmmmmm los pastelitos divinisimoooooos ,de guena gana me merendaba uno esta tarde.
No veas lo que me he reido con el pulpomaninglis jajaja.
Po cieto de inglis esta menda naaaaa y si se trata de ingleses menos aun ,hace muxoooos años en el viaje de fin de curso conocimos a un grupito y dejaron muxo que desear, si es que no hay como el purpo gallego niñaaaaa jajjaa.
Espero que ya estes bien de esos poblemillas de salud que has tenido.
Bicos mil y feli finde wapa.

mesilda dijo...

Los pastelitos deliciosos,para comerse uno detras de otro...y el pulpo a la gallega...suerte en el concurso.
Besets.

Filo dijo...

Uhnnnnn....buenisima la pinta, ya me tomaria una, bsssss

María dijo...

Los pastelillos, deliciosos. Me tomaba yo ahora un par con mi colacao.
No me imaginaba yo a los ingleses tan sobones, jejeje. bicos

fresaypimienta dijo...

Guapa, que delicia de pastelito, unmmmmmmm riquísimos deben estar!!!! y el aspecto es genial! un beso guapa

wada dijo...

Qué peligro de pastelillos, así chiquititos me los como sin darme cuenta jeje, deliciosos! Suerte para el concurso ;)
Bsitos y feliz domingo wapa!

Toñi (picapusa) dijo...

me he quedado enganchadísima a tus historias con los ingleses !! no me extraña para nada que tu madre se preocupe por ti!! que las madres tenemos un sexto sentido!!! Me lo he pasado genial leyéndote !!!!

Los pastelitos son una verdadera delicia,besos artista!!!

Itzi dijo...

JAJAJAJAJA, mi pulpera.

Menuda pinta los cupcakes.
Muchísima suerte, guapi.

Muak.

Ranger dijo...

vaya pastelitos mas ricos y mas monos con el rabito asomando.
Espero que estés bien, ya que sobreviviste al pulpo inglés seguro que sobrevives a todo, jeje
Besos.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails